Los efectos de la inhalación de gas hidrógeno en el remodelado ventricular izquierdo adverso después de la intervención coronaria percutánea para el infarto de miocardio con elevación del segmento ST: primer estudio piloto en humanos

Los efectos de la inhalación de gas hidrógeno en el remodelado ventricular izquierdo adverso después de la intervención coronaria percutánea para el infarto de miocardio con elevación del segmento ST: primer estudio piloto en humanos.

Katsumata Y 1, 2 , Sano F 3 , Abe T 3 , Tamura T 4, 2 , Fujisawa T 1 , Shiraishi Y 1 , Kohsaka S 1 , Ueda I 1 , Homma K 4, 2 , Suzuki M 4, 2 , Okuda S 5 , Maekawa Y 1 , Kobayashi E 6, 2 , Hori S 4 , Sasaki J 4 , Fukuda K 1 , Sano M 1, 2 .

1
Departamento de Cardiología, Keio University School of Medicine.
2
Centro de Medicina de Hidrógeno Molecular, Escuela de Medicina de la Universidad de Keio.
3
Centro de Investigación Clínica y Traslacional, Keio University Hospital.
4 4
Departamento de Medicina de Emergencia y Cuidados Críticos, Keio University School of Medicine.
5 5
Departamento de Radiología, Keio University School of Medicine.
6 6
Departamento de Fabricación de Órganos, Keio University School of Medicine.

Resumen

FONDO:

La inhalación de gas de hidrógeno (HI) redujo el tamaño del infarto y mitigó la remodelación del ventrículo izquierdo adverso (VI) en un modelo de rata de infarto agudo de miocardio (IAM). Diseñamos un estudio piloto clínico prospectivo, abierto, ciego para evaluadores en pacientes que experimentaron un IM elevado por ST (IAMCEST). Métodos y resultados: Los 20 pacientes con un diagnóstico inicial de IAMCEST fueron asignados a un grupo de HI (1.3% H 2 con 26% de oxígeno) o un grupo de control (26% de oxígeno). No hubo eventos adversos graves relacionados con el HI. En el conjunto de análisis completo, el índice de recuperación cardíaca evaluado utilizando imágenes de resonancia magnética cardíaca a los 7 días después de la intervención coronaria percutánea primaria (ICP), no mostró diferencias significativas entre los grupos (HI: 50.0 ± 24.3%; control: 60.1 ± 20.1% ; P = 0,43). Sin embargo, la mejora desde el día 7 en el grupo de HI fue numéricamente mayor que la del grupo de control en algunos de los resultados sustitutos a los 6 meses de seguimiento, incluido el índice de volumen sistólico del VI (HI: 9.2 ± 7.1 mL / m 2 ; control: -1.4 ± 7.2 mL / m 2 ; P = 0.03) y la fracción de eyección del VI (HI: 11.0% ± 9.3%; control: 1.7% ± 8.3%; P = 0.11).

CONCLUSIONES

El primer estudio clínico ha demostrado que la HI durante la ICP es factible y segura y también puede promover la remodelación inversa del VI a los 6 meses después de STEMI. El estudio no se realizó para evaluar la eficacia y se justifica un ensayo a gran escala adicional. (Registro de ensayos clínicos: UMIN00006825).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.