Archivo de la categoría: info

Agua alcalina ionizada producida por ionizadores de agua EmcoTech / Jupiter (AlkaViva) en el tratamiento integral del cáncer

Agua alcalina ionizada producida por ionizadores de agua EmcoTech / Jupiter (AlkaViva) en el tratamiento integral del cáncer

Resumen

El presente artículo describe la remisión continua (parcial) de un paciente femenino (41 años) del cáncer de mama metastásico negativo al receptor de estrógeno (ER) / receptor de progesterona (PR) en respuesta a un tratamiento combinado dirigido a la revitalización de la cadena respiratoria mitocondrial (fosforilación oxidativa), la supresión de NF-kappaB como factor desencadenante de la respuesta inflamatoria y quimioterapia con capecitabina. La reducción de la masa tumoral se evidenció por una disminución continua de los niveles séricos de marcadores tumorales CA15-3 y CEA y 18 imágenes FDG-PET-CT más resonancia magnética (MR). Se concluye que dicho tratamiento combinado podría ser una opción útil para tratar las metástasis ya formadas y para proporcionar protección contra la formación de metástasis en el cáncer de mama ER positivo. Los hallazgos deben ser corroborados por ensayos clínicos. Si se pueden esperar resultados similares para otros fenotipos de tumores malignos que dependen de la glucólisis como fuente principal de energía, queda por dilucidar.

Palabras clave: cáncer de mama, quimioterapia, cadena respiratoria, efecto Warburg, cadena inflamatoria, remisión parcial.

1. Introducción

Desde que Richard Nixon declaró la guerra contra el cáncer hace unos 30 años, se han hecho muchos esfuerzos para superar esta terrible enfermedad. Se han invertido enormes recursos financieros en la investigación del cáncer en las últimas tres décadas, aunque la mayoría de los tumores malignos sólidos con metástasis aún se consideran incurables. Se ha demostrado que la quimioterapia es una opción de tratamiento potente (de larga duración) contra solo unos pocos cánceres sólidos, incluido el cáncer de testículo. La contribución general de la quimioterapia citotóxica curativa y adyuvante se evaluó en un 2,3% en Australia y un 2,1% en los Estados Unidos de América con una supervivencia de cinco años en adultos según los datos de 1998 [ 1 ]. Bajo la quimioterapia, las células cancerosas pueden desarrollar gradualmente resistencia a los medicamentos que se adquiere, por ejemplo, por sobreexpresión de proteínas transportadoras (p. Ej., Las que pertenecen al tipo de casete de unión a ATP) [ 2 , 3 ] y el fraccionamiento de las células madre cancerosas [ 4 ] (que son menos sensibles a la exposición a citostáticos que las células cancerosas más diferenciadas), más la sobreexpresión de AKT [ 5 , 6 ] y NF-kappaB [ 7 , 8 ] como respuesta compensatoria a los fármacos citotóxicos administrados. Del mismo modo, la hipoxia inducida puede actuar como un escudo protector contra la erradicación del tumor por quimioterapia y radiación debido a las alteraciones de los perfiles de expresión génica relacionados con la hipoxia, que resultan en la inhibición de la apoptosis [ 9 ].

Por otro lado, en el pasado se han desarrollado y aplicado una gran cantidad de terapias contra el cáncer “alternativas”. Aquí, informamos sobre un tratamiento combinado, que incluye quimioterapia, bifosfonatos y medidas complementarias, con el objetivo de normalizar el metabolismo celular, la angiogénesis vascular, el ciclo de vida celular y la actividad de proliferación celular.

2. Experimental

2.1. Productos Químicos / Suplementos Dietéticos

Super Ubiquinol CoQ10, Life Extension, artículo nr. 01426, EE. UU .: www.lefeurope.com

Vitamina B2, tabletas, 10 mg, Jenapharm ® , Mibe GmbH, Alemania

Vitamina B3, cápsulas, 54 mg, Allpharm, Alemania, PZN 6605862

Cápsulas de 5-Loxin ® , 75 mg, (estándar para el ácido acetil-11-ceto-β-boswélico (AKBA), mínimo 30% en base seca), Life Extension, artículo no. 00939, EE. UU., Www.lefeurope.com

Aceite de linaza, Linosan Leinöl, Heirler Cenovis GmbH, D-78303 Radolfzell, Alemania

Bio-Kefir, Andechser Natur, 1,5% de grasa, que contiene ácido láctico dextrorrotatorio L (+), Andechser Molkerei Scheitz GmbH, D-82346 Andechs, Alemania, www.andechser-molkerei.de

Bio-Yoghurt, Andechser Natur, 0,1% de grasa, que contiene L. acidophilus y B. bifidus, Andechser Molkerei Scheitz GmbH, D-82346 Andechs, Alemania, www.andechser-molkerei.de

Linaza, recién molida

EPA / DHA: Mega EPA / DHA, cápsulas, Life Extension, artículo nr. 00625

Selenito de sodio, Selenase ® 200 XXL, 200 μg de selenio, biosyn Arzneimittel GmbH, D-70734 Fellbach, Alemania

L-Carnitina: Multinorm® L-Carnitin aktiv, 250 mg de L-carnitina más 3 μg de Vitamina B12, Sankt Pirmin® Naturprodukte GmbH, D-55218 Ingelheim, Alemania

L-Carnitina, cápsulas de 300 mg: Altapharma, Alemania

Zinc, Unizink ® 50, 50 mg de zinc-bis (hidrógeno-DL-aspartato), Kohler Pharma GmbH, D-64665 Alsbach-Hähnlein, Alemania, PZN-3441621

Ibandronat Bondronat ® , 6 mg / 6 ml de concentrado, Roche Pharma AG, D-79639 Grenzach-Wyhlen, Alemania

Capecitabina, Xeloda®, Roche Pharma AG, D-79639 Grenzach-Wyhlen, Alemania

Intercambiador y filtro de iones de agua potable, pHresh, EMCO TECH Co. Ltd., Corea

La vitamina D y la vitamina A se tomaron esporádicamente.

2.2. Procedimiento

Los productos químicos / suplementos dietéticos mencionados se han tomado de la siguiente manera:

El agua potable alcalina se preparó ad lib mediante el uso de intercambiador de iones de agua y filtro. El agua filtrada se hirvió antes de su uso.

Capecitabina se tomó por vía oral a 3,65 g de Xeloda® / 70 kg de peso corporal por día. Dos semanas de tratamiento fueron seguidas por una semana de pausa de terapia por ciclo.

“Dieta Budwig”: se mezclaron los siguientes artículos para preparar un lote completo con una licuadora: 1 kg de bio-yogur, 0.1% de grasa, 0.25 kg de bio-kéfir, 1.5% de grasa, 6 cucharadas de aceite de linaza, 4 cucharadas de semillas de lino, para ser molidas recientemente: una parte de este lote completo puede prepararse diariamente (la dosis diaria por persona fue de aproximadamente 250 gramos).

Tomados juntos alrededor del mediodía: 400 mg de Ubiquinol CoQ10 (4 cápsulas a 100 mg), 10 mg de vitamina B2 (riboflavina), 50 mg de vitamina B3 (niacina)

Tomado tres veces al día: 2 cápsulas blandas de MEGA EPA / DHA (ácido eicosapentaenoico / ácido docosahexaenoico), incluidos 720 mg de EPA y 480 mg de DHA por 2 cápsulas.

Una cápsula de 5-Loxin®, una dosis de Multinorm® L-Carnitin aktiv (tomada solo durante la pausa de quimioterapia; durante la quimioterapia se ingirieron 300 mg de L-carnitina pura que no contiene vitamina B12), una tableta de Unizink® 50 y una tableta de Selenase ® 200 XXL se tomaron diariamente. EPA / DHA son inhibidores de la COX-2. Por lo tanto, las funciones cardíacas y vasculares deben ser revisadas por un médico de forma regular (se ha descubierto que los miembros de los inhibidores sintéticos de la COX-2 aumentan el riesgo de trombosis, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco en ciertas condiciones). Además, Q10 / B2 / B3 no se tomaron en combinación con radiación (el antioxidante Q10 potencialmente apaga el daño oxidativo causado por la radiación). EPA y DHA tienen un posible efecto anticoagulante.

3. Resultados

3.1. Metodología Aplicada y Métodos

El autor ha planteado la hipótesis de que un enfoque multifactorial para el tratamiento del cáncer de mama daría como resultado una respuesta sinérgica y una menor probabilidad de desarrollar resistencia al tratamiento. Por consiguiente, se buscó combinar tratamientos complementarios, no antagónicos, que tienen el potencial teórico para suprimir la tumorigénesis y la proliferación, con un tratamiento “convencional”. Los módulos de terapia previstos fueron la dieta Budwig y la normalización del equilibrio dietético de ácidos grasos, la terapia alcalina, la supresión de la cadena de señalización inflamatoria, la revitalización de la cadena respiratoria mitocondrial, la protección ósea contra la reabsorción afectada por osteoclastos por los bisfosfonatos y AKBA, y finalmente la quimioterapia en el forma del profármaco capecitabina como precursor del 5-fluorouracilo [ 10 ]. Este último ha sido el tratamiento recomendado por la junta médica de tumores a cargo.

Los esfuerzos descritos se han llevado a cabo concretamente para suprimir el cáncer de mama refractario en estadio IV en una paciente (índice de masa corporal 24–26, 41 años), que desarrolló un carcinoma ductal in situ en 2007. Después de que la biopsia reveló un receptor de estrógeno positivo y progesterona cáncer de mama receptor negativo, seguido de resección quirúrgica de los ganglios linfáticos centinelas invadidos, se aplicó una quimioterapia neoadyuvante (cuatro ciclos de epirubicina / ciclofosfamida, seguido de cuatro ciclos de Taxotere®). Sin embargo, el tumor mostró poca respuesta (el grado de regresión del tumor según Sinn fue de solo 1). Por lo tanto, los niveles de ganglios linfáticos axilares primero y segundo se resecaron a continuación, y se extirpó la mama afectada. No se han observado niveles sospechosos de marcadores tumorales después de la ablación. El área de resección se trató además con radiación (rayos gamma). La terapia postoperatoria incluyó en primer lugar tamoxifeno, clodronato (un bisfosfonato) y un análogo de GNRH (Enantone-Gyn®).

Sin embargo, en septiembre de 2008, el paciente, alertado por el dolor en la médula espinal, se sometió a una resonancia magnética, que reveló múltiples metástasis óseas, incluso en la médula espinal.

Como consecuencia, el consejo médico a cargo alteró la medicación de la siguiente manera: letrozol (inhibidor de la aromatasa, 2.5 mg / d) e Ibandronat (infusión intravenosa de 6 mg por mes) como bisfosfonato. Sin embargo, la enfermedad progresó y una estadificación ( 18 FDG-PET-CT y MRI) en marzo de 2009 reveló la formación de varias metástasis hepáticas. Por lo tanto, la medicación se cambió a quimioterapia con capecitabina en lugar de terapia hormonal, acompañada de la continuación de la administración de Ibandronat.

Junto con este cambio de terapia, el autor recomendó la ingestión complementaria de las siguientes sustancias: “dieta Budwig” (aceite de linaza, linaza y yogur), concentrado de EPA / DHA en forma de aceite de pescado destilado, ubiquinol (Q10 en forma reducida) y vitaminas B2 y B3, más tarde también 5-Loxin® (AKBA). Ver arriba para más dosis y especificaciones de la sustancia.

3.2. Resultados

Después de aproximadamente tres meses (junio de 2009) de ingesta continua de las sustancias mencionadas anteriormente (además de 5-Loxin®), PET-CT no mostró actividad metabólica de las metástasis hepáticas por más tiempo y actividad reducida de las metástasis óseas por debajo de 18 F-desoxiglucosa como trazador en el PET. Al mismo tiempo, se observó una disminución de la concentración sérica de los marcadores tumorales (CA 15-3 y CEA).

En este momento, como un elemento adicional, se introdujo 5-Loxin® (AKBA) en el esquema de suplementación por las razones mencionadas.

Nueve meses más tarde, la resonancia magnética mostró que tres de cada seis metástasis hepáticas iniciales ya no se podían obtener imágenes, y que la lesión más grande había disminuido de aproximadamente 15 mm a aproximadamente 7 mm. Una metástasis hepática más pequeña se mantuvo sin cambios de tamaño.Esta situación se representa en la Figura 1 . Nuevamente, no se detectó actividad metabólica en 18 FDG-PET-CT para ninguna de las metástasis hepáticas.

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es cancers-03-01454f1.jpg

IRM ponderada por difusión del hígado que muestra dos metástasis en el lóbulo derecho en ( a ) junio de 2009 y ( b ) febrero de 2010. Una metástasis (flecha) disminuyó de 15 mm de diámetro a 7 mm, mientras que la otra permaneció sin cambios (cortesía del Prof. Dr. E. Rummeny, Klinikum Rechts der Isar, Technische Universität München, Universidad Técnica de Munich, Alemania).

Además, la PET-CT ( 18 F-desoxiglucosa como marcador de PET) mostró, además, una reducción del tamaño y la actividad metabólica de las metástasis óseas, acompañada de una recalcificación de las lesiones. La respuesta al tratamiento se correlacionó con niveles séricos de marcadores tumorales marcadamente disminuidos, con una concentración de CEA cercana al umbral de significación de 4 ng / ml. El desarrollo de los niveles de marcadores tumorales a lo largo del tiempo se muestra en la Tabla 1 acontinuación. La disminución de las concentraciones de marcadores tumorales se ha correlacionado con la remisión del cáncer en estudios clínicos en pacientes con cáncer de mama [ 11 , 12 ]. Además, la concentración inicial de CEA se ha asociado con el resultado clínico de la enfermedad en pacientes con cáncer de mama.

Tabla 1.

Desarrollo de las concentraciones séricas de CEA y CA 15-3 a lo largo del tiempo; los valores de corte fueron 4 ng / ml para CEA y 27 U / ml para CA15-3.

Fecha / Meses después del inicio de la terapia CA 15-3 (U / mL) Exceso sobre el valor de corte [%] CEA (ng / ml) Exceso sobre el valor de corte [%]
29 de junio de 2009/3 49,3 82,6 31,4 684
13 de septiembre de 2009/7 46,2 71,1 8.4 110
11 de enero de 2010/10 37 37,0 4.1 2.5
19 de abril de 2010/13 38,3 41,9 3.6 -10,8
12 de julio de 2010/16 35,7 32,3 4.1 1,5

La última 18 FDG-PET-CT de agosto de 2010 mostró esclerosis continua de al menos algunas de las lesiones óseas y enfermedad estable.

4. Discusión y conclusiones.

Se ha informado una gran cantidad de tratamientos complementarios contra el cáncer. En primer lugar, la ingesta de polisacáridos y proteoglucanos, como glucanos de hongos y levaduras [ 13 , 14 ], lectinas de muérdago [ 15 , 16 ] y extractos de nerium oleander, estos últimos también en combinación con extractos de frutescens sutherlandia [ 17 , 18 ], han sido descrito. La activación del sistema inmune contra las células cancerosas se ha atribuido a todos estos compuestos.

Otro enfoque empleado contra la proliferación del cáncer es la terapia alcalina, que aborda el equilibrio ácido-base celular. Se ha encontrado que el tejido de cáncer extracelular / intersticial es más ácido que el tejido sano debido a la producción excesiva de ácido láctico derivado de la glucólisis de glucosa [ 19 ].Otto Warburg ya sugirió en el siglo pasado que (como consecuencia de la hipoxia que a menudo se encuentra en los tejidos tumorales) las células cancerosas se someten a una glucólisis excesiva en lugar de confiar en la fosforilación oxidativa mucho más eficaz en términos energéticos [ 20 , 21 ], un hecho que recientemente también podría se verificará mediante análisis de biopsia en pacientes con cáncer de mama, revelando una disminución marcada en la relación de expresión de β-F1-ATPasa / HSP60 durante la progresión de la enfermedad [ 22 ]. Últimamente, se ha sugerido que la activación de AKT podría desencadenar el inicio de la glucólisis durante el desarrollo del tumor [ 23 ] y que la acidificación resultante del tejido de cáncer extracelular conlleva ventajas de supervivencia para las células cancerosas [ 9 , 24 ]. Recientemente se ha descubierto que el desarrollo de células T se suprime notablemente en el tejido canceroso acidificado [ 38 ]. Las terapias alcalinas alternativas aplicadas para el tratamiento del cáncer incluyeron la ingesta de bicarbonato de sodio [ 25 ], cloruro de cesio [ 26 ] o una dieta alcalina, que se basa en frutas y verduras que tienen un alto contenido de potasio. Un enfoque adicional fue la ingestión de agua potable alcalina obtenida de intercambiadores de iones.

Se ha establecido otra vía hacia la supresión del cáncer mediante la suplementación de ácidos grasos poliinsaturados (esenciales), con el objetivo de restablecer la funcionalidad de la membrana celular [ 27 ] y la fluidez [ 28 ]. Además, se ha encontrado que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosapentaenoico (DHA) tienen una relación directa con el nivel de expresión génica, por ejemplo, desactivación de NF-kappaB y AKT por EPA y DHA en un modelo de ratón. [ 29 ] Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 también han demostrado tener propiedades antiinflamatorias, por ejemplo. por la supresión de NF-KappaB y las ciclooxigenasas [ 30 ], o por la reducción de la biosíntesis de prostaglandina E2 a través del ácido araquidónico debido a un cambio en el nivel de ácidos grasos omega-6 / omega-3 FA hacia las especies omega-3 (omega-6 los ácidos grasos forman el grupo para la biosíntesis endógena de prostaglandina E2) [ 31 , 32 ].

Además, se ha observado una correlación positiva directa entre la eficacia del fármaco citotóxico y el nivel de DHA en el tejido adiposo de las pacientes [ 33 ]. Además, estudios clínicos recientes sugirieron que la suplementación con EPA / DHA puede suprimir la caquexia relacionada con el cáncer [ 31 ]. Mientras que se han informado efectos secundarios graves por la administración prolongada de algunos inhibidores sintéticos de la COX-II, incluido el aumento de la trombosis, el accidente cerebrovascular y el riesgo de ataque cardíaco, hasta donde sabemos, no se han reportado efectos comparativamente graves por la ingesta prolongada de EPA / DHA ( por ejemplo, en forma de aceite de pescado) en estudios clínicos. Los efectos secundarios de la terapia con aceite de pescado, incluido el adelgazamiento de la sangre, han sido discutidos recientemente, por ejemplo, por Farooqui et al. 34 ]

Del mismo modo, Johanna Budwig estableció una dieta contra el cáncer (la llamada “dieta Budwig”), que incluye, entre otras cosas, la ingesta diaria de aceite de linaza como una fuente potente de ácido alfa-linolénico como ácido graso omega-3 esencial [ 35 ]. Se han informado casos anecdóticos de remisiones completas de cáncer después de la dieta continua de Budwig [ 36 ]. Hasta donde sabemos, no se han lanzado ensayos clínicos aleatorios que exploren la eficacia de la dieta Budwig hasta la fecha. Se dice que la consecuencia de una dieta Budwig continua es la optimización del equilibrio dietético de los ácidos grasos omega-6 / omega-3 y la reconstitución de la composición de la membrana celular fisiológicamente intacta mediante la administración mejorada de ácidos grasos poliinsaturados como un sustituto de los ácidos grasos saturados peroxidados ácidos en membranas celulares, aumentando así la fluidez de la membrana. Además, se ha planteado la hipótesis de que los ácidos grasos poliinsaturados pueden actuar como portadores de oxígeno [ 27 ]. La dieta occidental actual da como resultado una relación adversa de aproximadamente 15: 1 de ácidos grasos omega-6 / omega-3, mientras que una relación de aproximadamente 1: 1 se ha informado como valor de referencia paleolítico para humanos [ 34 ]. Como consecuencia, el alto nivel endógeno de ácidos grasos omega-6 en humanos fomenta el aumento de la biosíntesis del ácido araquidónico proinflamatorio, por ejemplo, del ácido linoleico. Además, se ha planteado la hipótesis de que el requesón, el quark o el yogur como segundo componente de la dieta Budwig rellena el conjunto de aminoácidos sulfhidrilo (que son esenciales para la biosíntesis de glutatión).

Warburg consideró que el cambio glucolítico es un evento final en la formación de cáncer, acompañado de cambios genéticos irreversibles y la inactivación de la cadena respiratoria mitocondrial en las células, lo que da lugar a su desdiferenciación [ 21 ]. Sin embargo, estudios recientes sugieren que este puede no ser el caso: se ha demostrado que el dicloroacetato es un potente inhibidor de la piruvato deshidrogenasa quinasa, suprimiendo, como otros agentes, el cambio glucolítico y fomentando así la fosforilación oxidativa [ 37 , 38 , 39 ]. Como consecuencia de tal normalización aparente de la producción de energía celular, últimamente se han informado remisiones de cáncer en ensayos con animales e informes anecdóticos de curación de tumores malignos en pacientes humanos [ 40 ].

Además, las investigaciones que implican la administración de la coenzima Q10 dirigida hacia la revitalización de la cadena respiratoria mitocondrial sugieren que, de hecho, la inhibición de la cadena respiratoria (Q10 está presente en varios complejos de la misma) puede revertirse o al menos detenerse: Folkers et al. . informaron que las pacientes con cáncer de mama que tomaban 90 mg por día Q10 permanecieron en un estado de enfermedad constante y no desarrollaron nuevas metástasis. Ningún paciente en el grupo falleció, aunque se esperaba estadísticamente un 20% (6/32) de muertes en el período de observación. Cuando la dosis de Q10 se aumentó a 390 mg al día, cinco pacientes que ya mostraron remisión por debajo de 90 mg de Q10 por día entraron en remisión aparentemente completa, incluida la erradicación de metástasis hepáticas [ 41 , 42 ]. Folkers et al. También han publicado casos de remisión completa en respuesta a altas dosis de Q10 para otros tipos de cáncer, como el carcinoma broncogénico de células pequeñas . 43 ]

Asimismo, Sachdanandam et al. Recientemente se informó sobre el control del tumor y la remisión causada por un tratamiento combinado de coenzima Q10, vitaminas B2 y B3 (todas las cuales son esenciales para la generación de energía celular) y tamoxifeno en ensayos con animales [ 44 ]. Como resultado, se observaron niveles marcadamente más bajos de peroxidación lipídica y caquexia sobre el grupo de control no tratado inducido por tumor. Orientando ensayos clínicos de Premkumar et al. , con 84 pacientes con cáncer de mama, afirmó la acción antitumoral de dicha combinación de agentes [ 45 ]. Entre otras cosas , se observó una disminución de la concentración plasmática del activador del plasminógeno de la uroquinasa (UPA) en aproximadamente un 50%, y se descubrió que el nivel de factores de adhesión como la E-selectina y la proteinasa pro-angiogénica MMP-9 disminuyó drásticamente después de solo 90 días de tratamiento. Además, se han medido niveles significativamente reducidos de marcadores tumorales (CA-15-3 y CEA) después de 90 días de coenzima Q10, vitaminas B2 y B3 más el tratamiento combinado de tamoxifeno [ 46 ]. Se determinó que el nivel de expresión de UPA se correlaciona con el resultado clínico del cáncer de mama y, por lo tanto, la inhibición de UPA se ha convertido en el objetivo de una extensa investigación [ 47 ].

Otro enfoque que aborda la estabilización del curso del cáncer de mama es la administración de bisfosfonatos [ 48 ], como el ibandronato, que estabiliza la matriz ósea e impide la lisis ósea mediada por osteoclastos. Además, se ha demostrado que ciertos bifosfonatos, como el último compuesto, poseen una acción antitumoral directa in vitro e in vivo [ 49 , 50 ].

Finalmente, una ruta adicional hacia la supresión de los cánceres es la supresión del factor nuclear kappa B (un promotor de la transcripción génica involucrado en la cadena inflamatoria y en la capacidad de un tumor para invadir, hacer metástasis y evadir la apoptosis) [ 51 ]. NF-kappaB estimula la expresión de varios genes proinflamatorios [ 52 , 53 ], también en el cáncer de mama [ 54 ]. En consecuencia, recientemente se han divulgado varios enfoques relacionados con la inhibición de este factor. Los diferentes compuestos, que obstaculizan la activación de NF-kappaB, son, por ejemplo, EPA (ver arriba) y ácido 11-ceto-17-hidroxiboswellico (AKBA) [ 55 ], un compuesto que ha demostrado anular la osteoclastogénesis por inhibición de la activación de NF-kappaB in vitro . También se demostró que AKBA dificulta la enzima 5-lipoxigenasa [ 56 ], que desempeña un papel fundamental en la biosíntesis de leucotrienos proinflamatorios. Sorprendentemente, se ha demostrado que los inhibidores de NF-kappaB inhibieron efectivamente las células madre de cáncer de mama MCF-7 [ 57 ].

En el presente caso, el cáncer de mama refractario, que no había respondido o ha respondido mal a la quimioterapia inicial y a la terapia hormonal, mostró una respuesta drástica y continua a un tratamiento combinado que incluye capecitabina y componentes de tratamiento complementarios; estos últimos incluyen bloqueadores de NF-kappaB y otros inhibidores de la cadena inflamatoria, estimulantes de la cadena respiratoria y terapia alcalina. La razón para emplear a estos agentes se ha explicado en los párrafos anteriores. No se observó resistencia a la terapia después de 17 meses, y la disminución de los niveles de marcadores tumorales se correlacionó con los resultados de las imágenes. Los resultados obtenidos son significativos en vista del progreso inicial de la enfermedad grave y la falta de respuesta relevante a todas las terapias anteriores.

Las contribuciones incrementales de cada elemento de tratamiento individual siguen sin estar claras. Sin embargo, se hipotetiza que se produce una acción sinérgica de las medidas. Estos han sido seleccionados por consideraciones teóricas para evitar posibles interferencias antagónicas, que podrían aniquilar la acción. También debe tenerse en cuenta que las preocupaciones sobre la ingesta simultánea de quimioterapéuticos y antioxidantes se han planteado en la literatura, especialmente en el contexto de los citostáticos que tienen la formación de radicales libres como su mecanismo principal de acción. Hasta donde sabemos, el mecanismo de acción principal de la capecitabina, sin embargo, no es a través de los radicales libres sino la síntesis de ADN y la inhibición de la timidilato sintasa [ 10 ]. No se esperan interacciones antagónicas con las medidas restantes de “terapia de base” (que abordan la supresión inmune observada en el ambiente ácido del tumor debido a la supuesta supresión del desarrollo de células T en el tejido ácido adyacente a los tumores) y se espera la estabilización ósea por los bifosfonatos. Por el contrario, la supresión informada de la expresión de NF-kappaB por, por ejemplo, AKBA debería reducir la osteoclastogénesis inducida por RANKL, que se desencadena por el factor de transcripción NF-kappaB [ 55 ].

Si todas las medidas contribuyen a los resultados observados sigue siendo especulativo. El intervalo libre de progresión de 17 meses observado hasta ahora es alentador en vista de un tiempo medio de progresión de 3 a 9 meses informado para el tratamiento de primera línea del cáncer de mama metastásico con capecitabina [ 58 ]. Los ensayos clínicos aleatorizados parecen estar indicados en vista de los prometedores resultados de orientación.

Tenga en cuenta que el cáncer de mama ER positivo / PR negativo constituye un subconjunto de alto riesgo bastante limitado dentro del colectivo de pacientes más amplio que padece cáncer de mama luminal.Últimamente, se ha formulado la hipótesis en la literatura de que la expresión del receptor (genes) de progesterona en el cáncer de mama tiene una influencia positiva en la malignidad y el resultado de la enfermedad, correlacionando con un fenotipo menos agresivo, y que la expresión de los genes del receptor de progesterona puede verse obstaculizada por AP-1 [ 59 , 60 , 61 ]. Se ha demostrado que AP-1 y NF-kappaB se unen a la secuencia promotora de UPA y fomentan cooperativamente la expresión de UPA. En consecuencia, se ha sugerido directa o indirectamente inhibir terapéuticamente el NF-kappaB para mejorar la eficacia del tratamiento antiestrógeno de pacientes asociadas con cáncer de mama dependiente de hormonas de alto riesgo [ 54 , 62 ].

Además, la expresión reducida de UPA mediada por Q10 descrita en la literatura también podría ser un signo de una actividad reducida del factor de transcripción AP-1. Al mismo tiempo, la reducción de la actividad de AP-1 podría conducir a una reversión del bloqueo de la expresión del receptor de progesterona causada por la acción inhibitoria de AP-1 y una consecuente sensibilización de los cánceres de mama ER-positivo / PR-negativo a anti- tratamiento estrogénico con tamoxifeno (compárelo con las referencias [ 61 , 62 ]).

Además, se hipotetiza que los resultados de orientación obtenidos sugieren (como ya se observó para DCA) una revitalización de la cadena respiratoria mitocondrial a expensas de un aumento patológico de la glucólisis. La reducción del metabolismo de la glucosa de las metástasis fue corroborada por una intensidad de señal reducida en 18 exploraciones FDG-PET-CT durante el tratamiento. Por lo tanto, los resultados se interpretan como un puntero hacia la reversibilidad (al menos parcial) del interruptor glucolítico y los cambios asociados en la expresión del perfil génico.

Logo de cánceres

Link to Publisher's site
Cánceres (Basilea) . 2011 mar; 3 (1): 1454–1466.
Publicado en línea el 17 de marzo de 2011 doi: 10.3390 / cancers3011454
PMCID: PMC3756422
PMID: 24212668
Respuesta clínica del cáncer de mama metastásico al abordaje terapéutico con objetivos múltiples: un solo informe de caso

Expresiones de gratitud

Gracias a E. Rummeny y J. Gaa, ambos del Departamento de Radiología, Klinikum Rechts der Isar, Technische Universitat Munchen, por proporcionar amablemente las imágenes de MRI y el análisis de imágenes.

Renuncia

El autor no sugiere que el cáncer de seno pueda curarse aplicando las medidas descritas. Además, el autor niega todas las responsabilidades y obligaciones como consecuencia de una posible aplicación de los pasos de tratamiento descritos, ya sea por separado o en combinación con pacientes, terceros, instituciones u otras personas, y por la exactitud de la información proporcionada. Las preguntas sobre el tratamiento divulgado se responderán únicamente a los médicos y la academia clínica en general.

Referencias

1. Morgan G., Ward R., Barton M. La contribución de la quimioterapia citotóxica a la supervivencia a 5 años en neoplasias adultas. Clin. Oncol 2004; 16 : 549-560. PubMed ] Google Scholar ]
2. Coley H. Mecanismos y estrategias para superar la resistencia a la quimioterapia en el cáncer de mama metastásico. Tratamiento contra el cáncer. Rev. 2008; 34 : 378–390. PubMed ] Google Scholar ]
3. Ozben T. Mecanismos y estrategias para superar la resistencia a múltiples medicamentos en el cáncer.FEBS Lett. 2006; 580 : 2903–2909. PubMed ] Google Scholar ]
4. Morrison B., Schmidt C., Lakhani S., Reynolds B., López J. Células madre del cáncer de mama: implicaciones para la terapia del cáncer de mama. Res de Cáncer de Mama. 2008: 10–210.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
5. Clark A., West K., Streicher S., Dennis P. La actividad Akt constitutiva e inducible promueve la resistencia a la quimioterapia, trastuzumab o tamoxifeno en las células de cáncer de mama. Mol. Cancer Ther. 2002; 1 : 707–717. PubMed ] Google Scholar ]
6. Dillon R., White D., Muller W. La red de señalización de fosfatidil inositol 3-quinasa: Implicaciones para el cáncer de mama humano. Oncogen 2007; 26 : 1338-1345. PubMed ] Google Scholar ]
7. Garg A., Aggarwal B. Factor de transcripción nuclear -B como objetivo para el desarrollo de fármacos contra el cáncer. Leucemia. 2002; 16 : 1053-1068. PubMed ] Google Scholar ]
8. Li F., Sethi G. Factor de transcripción dirigido NF-κB para superar la quimiorresistencia y la radiorresistencia en la terapia contra el cáncer. Biochim Biophys Acta 2010; 1805 : 167–180. PubMed ] Google Scholar ]
9. Marignol L., Coffey M., Lawler M., Hollywood D. Hipoxia en el cáncer de próstata: ¿un poderoso escudo contra la destrucción tumoral? Tratamiento contra el cáncer. Rev. 2008; 34 : 313–327. PubMed ] Google Scholar ]
10. Walko CM, Lindley C. Capecitabina: una revisión. Clin. El r. 2005; 27 : 23–44. PubMed ] Google Scholar ]
11. Kallioniemi O., Oksa H., Aaran R., Hietanen T., Lehtinen M., Koivula T. Suero CA 15-3 ensayo en el diagnóstico y seguimiento del cáncer de mama. Br. J. Cancer. 1988; 58 : 213–215.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
12. Tesis doctoral. Ludwigs-Maximilians-Universität; München, Alemania: 2007. págs. 70–92.Google Scholar ]
13. Moradali M., Mostafavi H., Ghods S., Hedjaroude G. Agentes inmunomoduladores y anticancerígenos en el ámbito de los hongos macromicetos (macrofungi) Int. Immunopharmacol. 2007; 7 : 701–724. PubMed ] Google Scholar ]
14. Bohn J., BeMiller J. (1-3) Beta-D-Glucans como modificadores de la respuesta biológica: una revisión de las relaciones estructura-actividad funcional. Carbohidratos Polym. 1995; 28 : 3–14. Google Scholar ]
15. Grossarth-Maticek R., Kiene H., Baumgartner S., Ziegler R. Uso de Iscador, un extracto de muérdago europeo (Viscum album) en el tratamiento del cáncer: estudios prospectivos no aleatorizados y aleatorizados de pares emparejados anidados dentro de un estudio de cohorte. Altern El r. Salud M. 2001; 7: 57–78. PubMed ] Google Scholar ]
16. Timoshenko A., Lan Y., Gabius H., Lala P. Inmunoterapia de adenocarcinoma mamario C3H / HeJ con interleucina-2, lectina de muérdago o su combinación. efectos sobre el crecimiento tumoral, la fuga capilar y la producción de óxido nítrico (NO). EUR. J. Cancer. 2001; 37 : 1910–1920. PubMed ] Google Scholar ]
17. Caribik I., Baser K., Özel H., Ergun B., Wagner W. Polisacáridos inmunológicamente activos del extracto acuoso de Nerium Oleander. Planta Med. 1990; 56 : 668. Google Scholar ]
18. Swanepoel Marc. Sitio web de Sutherlandia OPC. Disponible en línea: http://www.sutherlandiaopc.com/ (consultado el 16 de marzo de 2011)
19. Harguindey S., Orive G., Luis Pedraz J., Paradiso A., Reshkin SJ El papel de la dinámica del pH y el antiportador de Na + / H + en la etiopatogenia y el tratamiento del cáncer. Dos caras de la misma moneda, una sola naturaleza. Biochim Biophys Acta 2005; 1756 : 1–24. PubMed ] Google Scholar ]
20. Warburg O. La causa principal y la prevención del cáncer: parte 1 con dos prefacios sobre prevención, conferencia revisada en la reunión de los premios Nobel; Lindau, Lago de Constanza, Alemania. 30 de junio de 1966. Google Scholar ]
21. Warburg O. Sobre el origen de las células cancerosas. Ciencia. 1956; 123 : 309–314. PubMed ] Google Scholar ]
22. Isidoro A., Casado E., Redondo A., Acebo P., Espinosa E., Alonso AM, Cejas P., Hardisson D., Fresno Vara JA, Belda-Iniesta C., González-Barón M., Cuezva Los carcinomas de mama JM cumplen la hipótesis de WARBURG y proporcionan marcadores metabólicos del pronóstico del cáncer. Carcinogénesis 2005;26 : 2095–2104. PubMed ] Google Scholar ]
23. Borzillo GV Akt y modelos emergentes para la energía de las células tumorales. Drug Discov. Hoy Therap. Estrategias. 2005; 2 : 331-336. Google Scholar ]
24. Pedersen PL Las “plantas de energía” de la célula cancerosa como objetivos terapéuticos prometedores: una visión general. J. Bioenerg. Biomembr. 2007; 39 : 1–12. PubMed ] Google Scholar ]
25. Robey IF, Baggett B., Kirkpatrick N., Roe D., Dosescu J., Sloane B., Hashim A., Morse D., Raghunand N., Gatenby R., Gillies R. El bicarbonato aumenta el pH del tumor e inhibe metástasis espontáneas. Cáncer Res. 2009; 69 : 2260–2268. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
26. Terapia con cesio Sartori HE en pacientes con cáncer. Pharmacol Biochem. Ser. 1984; 21 (Supl. 1): 11-13. PubMed ] Google Scholar ]
27. Peskin BS, Carter MJ Hipoxia celular crónica como la causa principal del cáncer: ¿cuál es el papel desoxigenante de las relaciones adulteradas e inadecuadas de ácidos grasos poliinsaturados cuando se incorporan a las membranas celulares? Medicina. Hipo. 2008; 70 : 298-304. PubMed ] Google Scholar ]
28. Schmitz G., Ecker J. Los efectos opuestos de los ácidos grasos n-3 y n-6. Prog. Res de lípidos. 2008; 47: 147-155. PubMed ] Google Scholar ]
29. Ghosh-Choudhury T., Mandal C., Woodruff K, St Clair P, Fernandes G, Choudhury G., Ghosh-Choudhury N. El aceite de pescado se dirige a PTEN para regular NFkappaB para la regulación negativa de genes antiapoptóticos en el crecimiento de tumores de mama. Res de Cáncer de Mama. Tratar. 2009;118 : 213–228. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
30. Musiek E., Brooks J., Joo M., Brunoldi E., Porta A., Zanoni G., Vidari G., Blackwell T., Montine T., Milne G., McLaughlin B., Morrow J. Electrophilic Los neuroprostanos de ciclopentenona son mediadores antiinflamatorios formados a partir de la peroxidación del ácido graso poliinsaturado omega-3 ácido docosahexaenoico. J. Biol. Chem 2008; 283 : 19927-19935. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
31. Berquin IM, Edwards I., Chen Y. Terapia de cáncer dirigida por ácidos grasos omega-3. Cáncer Lett.2008; 269 : 363–377. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
32. Manna S., Chakraborty T., Ghosh B., Chatterjee M., Panda A., Srivastava S., Rana A., Chatterjee M. Aceite de pescado dietético asociado con un aumento de la apoptosis y la expresión modulada de Bax y Bcl-2 durante Carcinogénesis mamaria inducida por 7,12-dimetilbenz ( α ) antraceno en ratas. ProstagLeukotr Ess. 2008; 79 : 5–14. PubMed ] Google Scholar ]
33. Bougnoux P., Germain E., Chajès V., Hubert B., Lhuillery C., Le Floch O., Body G., Calais G. La eficacia de los fármacos citotóxicos se correlaciona con el nivel de ácido docosahexaenoico del tejido adiposo en el carcinoma de mama localmente avanzado. Br. J. Cancer. 1999; 79 : 1765-1769.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
34. Farooqui AA, Ong WY, Horrocks LA, Chen P., Farooqui T. Comparación de los efectos bioquímicos de las estatinas y el aceite de pescado en el cerebro: la batalla de los titanes. Brain Res. Rev. 2007; 56 : 443–471. sección de texto 8.4. PubMed ] Google Scholar ]
35. Budwig J. Öl-Eiweiss-Kost. 8a ed. Sensei Verlag; Kernen, Alemania: 2007. Google Scholar ]
36. Anónimo. Una transcripción en cinta de Clifford Beckwith (dieta Budwig y cáncer de próstata avanzado) Disponible en línea: http://www.whale.to/a/beckwith.html (consultado el 28 de febrero de 2011)
37. Bonnet S., Archer SL, Allalunis-Turner J., Haromy A., Beaulieu C., Thompson R., Lee CT, Lopaschuk GD, Puttagunta L., Harry G., Hashimoto K., Porter CJ, Andrade MA , Thebaud B., Michelakis ED El eje del canal mitocondrial-K + se suprime en el cáncer y su normalización promueve la apoptosis e inhibe el crecimiento del cáncer. Célula cancerosa. 2007; 11 : 37-51. PubMed ] Google Scholar ]
38. Sun RC, Fadia M., Dahlstrom JE, Parish CR, Board PG, Blackburn AC La inversión del fenotipo glucolítico por dicloroacetato inhibe el crecimiento celular de cáncer de mama metastásico in vitro e in vivo. Res de Cáncer de Mama. Tratar. 2010; 120 : 253–260. PubMed ] Google Scholar ]
39. Xu R., Pelicano H., Zhou Y., Carew JS, Feng L., Bhalla KN, Keating MJ, Huang P. Inhibición de la glucólisis en células cancerosas: una nueva estrategia para superar la resistencia a los medicamentos asociada con defectos respiratorios mitocondriales y hipoxia Cáncer Res. 2005; 65 : 613–621. PubMed ] Google Scholar ]
40. Anónimo. Actualizándote sobre DCA y cáncer. Disponible en línea: http://www.thedcasite.com/ y referencias citadas allí (consultadas el 28 de febrero de 2011)
41. Lockwood K., Moesgaard S., Folkers K. Regresión parcial y completa del cáncer de mama en pacientes en relación con la dosis de coenzima Q10. Biochem. Biophys Res. Commun. 1994; 199 : 1504-1508. PubMed ] Google Scholar ]
42. Lockwood K., Moesgaard S., Yamamoto T., Folkers K. Progreso en la terapia del cáncer de mama con vitamina Q10 y la regresión de las metástasis. Biochem. Biophys Res. Commun. 1995; 212 : 172-177. PubMed ] Google Scholar ]
43. Folkers K., Brown R., Judy WV, Morita M. Supervivencia de pacientes con cáncer en terapia con coenzima Q10. Biochem. Biophys Res. Commun. 1993; 192 : 241–245. PubMed ] Google Scholar ]
44. Perumal SS, Shanti P., Sachdanandam P. Eficacia aumentada del tamoxifeno en la tumorigénesis de mama de rata cuando se calibra junto con riboflavina, niacina y CoQ10: efectos sobre la peroxidación lipídica y antioxidantes en las mitocondrias. Chem Biol. Interactuar. 2005; 152 : 49-58. PubMed ] Google Scholar ]
45. Premkumar VG, Vuvaraj S., Sathish S., Shanti P., Sachdanandam P. Potencial antiangiogénico de la coenzima Q10, riboflavina y niacina en pacientes con cáncer de mama que reciben tratamiento con tamoxifeno. Vascul. Pharmacol 2008; 48 : 191–201. PubMed ] Google Scholar ]
46. Premkumar VG, Yuvaraj S., Vijayasarathy K., Gangadaran SG, Sachdanandam P. Efecto de la coenzima Q10, riboflavina y niacina en los niveles séricos de CEA y CA 15-3 en pacientes con cáncer de mama que reciben tratamiento con tamoxifeno. Biol. Pharm Toro. 2007; 30 : 367–370. PubMed ] Google Scholar ]
47. Muehlenweg B., Sperl S., Magdolen V., Schmitt M., Harbeck N. Interferencia con el sistema activador de plasminógeno de uroquinasa: un concepto de terapia prometedor para tumores sólidos. Opinión de expertos Biol. El r. 2001; 1 : 683–691. PubMed ] Google Scholar ]
48. Diehl IJ Efectos antitumorales de los bifosfonatos: primera evidencia y posibles mecanismos. Drogas2000; 59 : 391–399. PubMed ] Google Scholar ]
49. Bauss F., Bergstrom B. Eficacia preclínica y clínica del ibandronato de bisfosfonato en el tratamiento del cáncer. Curr. Clin. Pharmacol 2008; 3 : 1–10. PubMed ] Google Scholar ]
50. Clézardin P., Ebetino FH, Fournier PG Bisfosfonatos y enfermedad ósea inducida por cáncer: más allá de su actividad antirresortiva. Cancer Res. 2005; 65 : 4971-4974. PubMed ] Google Scholar ]
51. Kawasaki BT, Hurt EM, Mistree T., Farrar WL Apuntando a las células madre del cáncer con fitoquímicos. Mol. Interv. 2008; 8 : 174-184. PubMed ] Google Scholar ]
52. Sethi G., Sung B., Aggarwal BB Activación del factor nuclear-kappaB: desde el banco hasta la cama. Exp. Biol. Medicina. 2008; 233 : 21–31. PubMed ] Google Scholar ]
53. Aggarwal BB, Vijayalekshmi RV, Sung B. Orientación de vías inflamatorias para la prevención y terapia del cáncer: amigo a corto plazo, enemigo a largo plazo. Clin. Cancer Res. 2009; 15 : 425-430. PubMed ] Google Scholar ]
54. Zhou Y., Eppenberger-Castori S., Marx C., Yau C., Scott GK, Eppenberger U., Benz CC Activation of nuclear factor-κB (NFκB) identifica un subconjunto de alto riesgo de cánceres de mama dependientes de hormonas . En t. J. Biochem. Cell Biol. 2005; 37 : 1130–1144. PubMed ] Google Scholar ]
55. Takada Y., Ichikawa H., Badmaev V., Aggarwal BB Acetyl-11-ceto-beta-boswellic acid potencia la apoptosis, inhibe la invasión y elimina la osteoclastogénesis al suprimir la expresión génica regulada por NF-kappa B y NF-kappa B . J. Immunol. 2006; 176 : 3127–3140. PubMed ] Google Scholar ]
56. Safayhi H., Mack T., Sabieraj J., Anazodo MI, Subramanian LR, Ammon HP Ácidos boswellicos: inhibidores novedosos, específicos, no redox de la 5-lipoxigenasa. J. Pharmacol. Exp. Terapia 1992; 261 : 1143-1146. PubMed ] Google Scholar ]
57. Zhou J., Zhang H., Gu P., Bai J., Margolick JB, Zhang Y. Los inhibidores de la ruta NF-kappaB inhiben preferentemente las células madre de cáncer de mama. Res de Cáncer de Mama. Tratar. 2008; 111 : 419–427. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
58. Gelmon K., Chan A., Harbeck N. El papel de la capecitabina en el tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer de mama metastásico. Oncólogo. 2006; 11 : 42-51. PubMed ] Google Scholar ]
59. Arpino G., Weiss H., Lee AV, Schiff R., De Placido S, Osborne CK, Elledge RM Estrógeno receptor positivo, receptor de progesterona negativo cáncer de mama: asociación con expresión del receptor del factor de crecimiento y resistencia al tamoxifeno. J. Natl. Cáncer Inst. 2005; 97 : 1254-1261. PubMed ] Google Scholar ]
60. Loi S. Análisis molecular de los cánceres de mama positivos (luminales) de receptores hormonales: ¿qué hemos aprendido? EUR. J. Cancer. 2008; 44 : 2813–2818. PubMed ] Google Scholar ]
61. Wei B., Wang J., Bourne P., Yang Q., Hicks D, Bu H., Tang P. La metástasis ósea está fuertemente asociada con carcinomas de mama receptores de estrógenos positivos / receptores de progesterona negativos. Tararear. Pathol. 2008; 39 : 1809-1815. PubMed ] Google Scholar ]
62. Nakshatri H., Bhat-Nakshatri P., Martin DA, Goulet RJ, Jr., Sledge GW, Jr. Activación constitutiva de NF-kappaB durante la progresión del cáncer de mama al crecimiento independiente de las hormonas. Mol. Célula. Biol. 1997; 17 : 3629–3639. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]

Los artículos de Cánceres se proporcionan aquí por cortesía del Instituto de Publicación Digital Multidisciplinario (MDPI)

Efectos de beber agua rica en hidrógeno en la calidad de vida de pacientes tratados con radioterapia para tumores hepáticos

Resumen

Fondo

Los pacientes con cáncer que reciben radioterapia a menudo experimentan fatiga y deterioro de la calidad de vida (QOL). Se cree que muchos efectos secundarios de la radioterapia están asociados con un aumento del estrés oxidativo y la inflamación debido a la generación de especies reactivas de oxígeno durante la radioterapia. El hidrógeno se puede administrar como un gas terapéutico médico, tiene propiedades antioxidantes y reduce la inflamación en los tejidos. Este estudio examinó si el tratamiento con hidrógeno, en forma de agua suplementada con hidrógeno, mejoró la calidad de vida en pacientes que recibieron radioterapia.

Métodos

Se realizó un estudio aleatorizado, controlado con placebo para evaluar los efectos de beber agua rica en hidrógeno en 49 pacientes que recibieron radioterapia para tumores malignos de hígado. Se produjo agua rica en hidrógeno colocando una barra de magnesio metálico en el agua potable (concentración final de hidrógeno; 0,55 ~ 0,65 mM). La versión coreana del instrumento QLQ-C30 de la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer se utilizó para evaluar el estado de salud global y la calidad de vida. Se evaluó la concentración de derivados de metabolitos oxidativos reactivos y el poder antioxidante biológico en la sangre periférica.

Resultados

El consumo de agua rica en hidrógeno durante 6 semanas redujo los metabolitos reactivos de oxígeno en la sangre y mantuvo el potencial de oxidación de la sangre. Los puntajes de la calidad de vida durante la radioterapia mejoraron significativamente en pacientes tratados con agua rica en hidrógeno en comparación con los pacientes que recibieron agua placebo. No hubo diferencia en la respuesta tumoral a la radioterapia entre los dos grupos.

Conclusiones

El consumo diario de agua rica en hidrógeno es una estrategia terapéutica potencialmente novedosa para mejorar la calidad de vida después de la exposición a la radiación. El consumo de agua rica en hidrógeno reduce la reacción biológica al estrés oxidativo inducido por la radiación sin comprometer los efectos antitumorales.

Fondo

La radioterapia es una de las principales opciones de tratamiento para las neoplasias malignas. Casi la mitad de todos los pacientes con cáncer recién diagnosticados recibirán radioterapia en algún momento durante el tratamiento y hasta el 25% puede recibir radioterapia por segunda vez [ 1 ]. Si bien la radioterapia destruye las células malignas, afecta negativamente a las células normales circundantes [ 2 ].Los efectos secundarios agudos asociados con la radiación incluyen fatiga, náuseas, diarrea, sequedad de boca, pérdida de apetito, pérdida de cabello, dolor de piel y depresión. La radiación aumenta el riesgo a largo plazo de cáncer, trastornos del sistema nervioso central, enfermedades cardiovasculares y cataratas.La probabilidad de complicaciones inducidas por la radiación está relacionada con el volumen del órgano irradiado, la dosis de radiación administrada, el fraccionamiento de la dosis administrada, la administración de modificadores de radiación y la radiosensibilidad individual [ 3 ]. Se cree que la mayoría de los síntomas inducidos por la radiación están asociados con un aumento del estrés oxidativo y la inflamación, debido a la generación de especies reactivas de oxígeno (ROS) durante la radioterapia, y pueden afectar significativamente la calidad de vida del paciente (QOL) [ 2 ].

El hidrógeno, un gas médico terapéutico, tiene propiedades antioxidantes y reduce los eventos inflamatorios en los tejidos [ 4 – 6 ]. Beber líquidos suplementados con hidrógeno representa un método novedoso de suministro de gas hidrógeno que se traduce fácilmente en la práctica clínica, con efectos beneficiosos para varias afecciones médicas, que incluyen aterosclerosis, diabetes tipo 2, síndrome metabólico y deterioro cognitivo durante el envejecimiento y la enfermedad de Parkinson [ 7]. – 11 ].Actualmente, no existe una terapia definitiva para mejorar la calidad de vida de los pacientes que reciben radioterapia. Beber hidrógeno solubilizado a diario puede ser beneficioso y sería bastante fácil de administrar sin complicar o cambiar el estilo de vida del paciente. Presumimos que la ingesta oral de agua rica en hidrógeno, generada a través de una barra de magnesio, reduciría los eventos adversos en pacientes que reciben radioterapia.

Métodos

Sujetos y diseño

El estudio fue un ensayo clínico aleatorizado, controlado de dos brazos. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir agua rica en hidrógeno o agua placebo en el primer día del tratamiento con radiación, y recibieron cuestionarios de seguimiento sobre el cumplimiento y los posibles efectos adversos.Los pacientes elegibles fueron informados del estudio durante la programación de las pruebas previas a la radiación. Las características del paciente, incluido el origen del tumor y los detalles de la radioterapia, se enumeran en la Tabla 1 . 1) Cuarenta y nueve sujetos (33 hombres y 16 mujeres) se inscribieron entre abril y octubre de 2006. La edad de los pacientes osciló entre 21 y 82 años (edad media 58,6 años). Todos los pacientes fueron diagnosticados histológica o patológicamente con carcinoma hepatocelular (CHC) o tumores hepáticos metastásicos. Todos los participantes recibieron 5040-6500 cGy de radioterapia durante 7-8 semanas utilizando un sistema de 6 MV (Cyber ​​Knife, Fanuc, Yamanashi, Japón). El volumen objetivo planificado del campo inicial se evaluó mediante un procedimiento de localización / simulación o mediante planificación asistida por tomografía computarizada (TC) y abarcó los tumores primarios y un margen de 2 cm. Se usaron bloques para proteger el tejido normal.

tabla 1

Características del paciente

agua Años género veces diagnóstico curva de isodosis (%) cGy total volumen (cc) colimador (cc) respuesta agua años género veces diagnóstico curva de isodosis (%) cGy total volumen (cc) colimador (cc) respuesta


1 placebo 76 METRO 3
3
HCC 80
75
3.900
3.900
2.521
2.746
7.5
7.5
NR HW 52 METRO 3 meta del hígado del colon ca 74 3,600 12,283 15 NR


2 placebo 82 METRO 1 HCC 70 1,200 11,769 20 CR HW 56 METRO 3 meta del hígado del colon ca 85 3,600 2.552 12,5 PR


3 placebo 57 F 3 conducto biliar ca 80 3.000 40,334 30 PR HW 77 F 3 meta del hígado del colon ca 75 3.000 107,136 20 CR


4 4 placebo 47 F 9 9 meta del hígado de sarcoma 80
82
84
3,600
3,600
3.900
10,628
6.542
2.673
25
20
15
NR HW 57 METRO 3 HCC 70 3,600 47,679 15 NR


5 5 placebo 50 F 3 meta del hígado del colon ca 80 3.900 16,237 20 NR HW 66 METRO 3 HCC 80 3,600 16,216 25 PR


6 6 placebo 21 F 3 meta del hígado de ca ovárico 85 3,600 29,398 30 CR HW 57 METRO 3 HCC 80 3,600 35,303 30 NR


7 7 placebo sesenta y cinco METRO 3 meta del hígado de ca rectal 70 3.000 182,871 40 PR HW 47 METRO 3 HCC 77 3.000 17,65 20 CR


8 placebo 73 METRO 3 meta del hígado de ca rectal 75 3,600 37,937 20 PR HW 49 METRO 3 HCC 80 3,300 53,578 12,5 PR


9 9 placebo 58 METRO 3 meta del hígado de ca pancreática 75 3.000 65,637 35 CR HW 71 F 3 HCC 85 3.000 3.861 10 NR


10 placebo 64 METRO 3 HCC 70 3.000 140,136 20 PR HW 45 METRO 3 HCC 80 3,600 28,286 15 NR


11 placebo sesenta y cinco F 3 HCC 70 3,600 48,645 25 PR HW 45 F 3 meta del hígado de gas gástrico 85 3.000 38,938 15 PR


12 placebo 80 METRO 3 HCC 80 3.000 209,954 25 NR HW 56 F 3 Metástasis suprarrenal de CHC 80 3,600 9.494 15 PR


13 placebo 56 METRO 3 HCC 85 3,600 15,365 15 CR HW 49 METRO 3 Metástasis suprarrenal de CHC 75 3.000 91,223 20 NR


14 placebo 61 F 3 HCC 70 3.000 98,957 30 NR HW 60 60 METRO 3 LN metástasis de CHC 75 3.000 120,366 25 NR


15 placebo 46 METRO 3 HCC 80 3.000 20,848 25 CR HW 47 METRO 3 LN metástasis de CHC 80 3.000 80,459 25 NR


dieciséis placebo 70 F 3 HCC 85 3,600 16,908 20 PR HW 50 METRO 3 HCC 75 3,600 29,422 20 NR


17 placebo 44 METRO 3 HCC 85 3,600 16.612 30 NR HW 49 F 3 HCC 70 3.000 156,289 40 PR


18 años placebo 48 METRO 3 HCC 85 3.000 35,093 20 NR HW 63 F 3 HCC 75 3.900 5.425 20 NR


19 placebo 76 F 3 HCC 85 3,600 5,75 15 NR HW 51 METRO 3 HCC 70 4,000 28,637 35 NR


20 placebo 60 60 METRO 3 HCC 83 3,600 6.802 12,5 NR HW 67 F 3 HCC 80 3,600 20.122 20 PR


21 placebo 77 METRO 3 HCC 75 3,300 33,282 25 PR HW 56 METRO 3 HCC 70 3,600 23,5 20 CR


22 placebo 55 METRO 3 HCC 83 3,600 11,963 20 NR HW 78 F 3 HCC 83 3,600 26,456 25 NR


23 placebo 57 METRO 3 HCC 70 3.000 75,782 40 NR HW 56 METRO 3 HCC 77 3,600 31,908 20 CR


24 placebo sesenta y cinco METRO 2 HCC 75 3.000 55,191 25 NR HW 60 60 METRO 3 HCC 70 3,600 36,479 30 PR


HW 70 METRO 3 HCC 76 3,600 63,434 40 NR

M: masculino, F: femenino, HCC: carcinoma hepatocelular, NR: sin respuesta, PR: respuesta parcial, CR: respuesta completa, HW: agua de hidrógeno

Se produjo agua rica en hidrógeno colocando una barra de magnesio metálico (Doctor SUISOSUI®, Friendear, Tokio, Japón) en agua potable (Mg + 2H 2 O → Mg (OH) 2 + H 2 ; concentración final de hidrógeno: 0.55 ~ 0.65 mM ) La barra de magnesio contenía 99,9% de magnesio metálico puro y piedras naturales en un recipiente de polipropileno y cerámica. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a grupos para beber agua rica en hidrógeno durante 6 semanas (n = 25) o beber agua que contenía un placebo (un palito de solo carcasa colocado en agua potable) (n = 24). Los sujetos recibieron cuatro botellas de 500 ml de agua potable por día y se les ordenó colocar dos barras de magnesio en cada botella de agua al final de cada día en preparación para el consumo al día siguiente. Se pidió a los participantes que tomaran 200-300 ml de una botella cada mañana, y 100-200 ml cada pocas horas de las tres botellas restantes. Los sujetos recibieron instrucciones de reutilizar las barras de magnesio transfiriendo las barras a una nueva botella de agua después de su uso. Se esperaba que los sujetos consumieran 100-300 ml de agua rica en hidrógeno más de 10 veces por día para un consumo mínimo total de 1500 ml (1.5 L) y un consumo máximo de 2000 ml (2.0 L). La ingesta oral de agua de hidrógeno o agua placebo comenzó el primer día de radioterapia y continuó durante 6 semanas. Todos los pacientes sobrevivieron durante el período de seguimiento de 6 semanas cuando se administró el cuestionario de calidad de vida. Este estudio se realizó de acuerdo con las pautas de Buenas Prácticas Clínicas y los principios éticos de la Declaración de Helsinki (2000). El protocolo de estudio y los materiales fueron aprobados por la Junta de Revisión Institucional de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, y todos los sujetos dieron su consentimiento informado por escrito antes de su participación.

Evaluación de calidad de vida

La versión coreana del instrumento QLQ-C30 de la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer con modificaciones se utilizó para evaluar el estado de salud global y crear escalas de calidad de vida [ 12 ]. La encuesta descriptiva, enviada por correo desarrollada por nuestro instituto se utilizó en este estudio. El cuestionario contiene cinco escalas funcionales (físicas, cognitivas, emocionales, sociales y de funcionamiento de roles), tres escalas de síntomas (dolor, fatiga y náuseas / vómitos) y seis ítems individuales para evaluar síntomas adicionales (disnea, insomnio, pérdida de apetito, estreñimiento, diarrea). Para todos los ítems, se utilizó una escala de respuesta que oscila entre 0 y 5. Una puntuación más alta reflejaba un mayor nivel de síntomas y una disminución de la calidad de vida. Las evaluaciones se realizaron antes de la radioterapia y cada semana durante 6 semanas después del inicio de la radioterapia.

Análisis de biomarcadores

Las concentraciones de derivados de metabolitos oxidativos reactivos (dROMs) y el poder antioxidante biológico (BAP) en la sangre periférica se evaluaron utilizando un sistema analítico radical libre (FRAS4; H&D, Parma, Italia) el primer día de radioterapia (semana 0) y después de 6 semanas de radioterapia. Se obtuvieron muestras de sangre de todos los pacientes después del ayuno nocturno. Los kits de dROMs FRAS4 se usaron para medir los niveles de hidroperóxido totales, que son representativos de los dROMs totales producidos como resultado de reacciones en cadena de peroxidación de proteínas, lípidos y aminoácidos. Los resultados se expresaron en U.CARR; 1 U.CARR es equivalente a 0.08 mg / dl de peróxido de hidrógeno y el valor es directamente proporcional a la concentración, de acuerdo con la ley de Lambert-Beer.

El potencial redox, incluida la glutatión peroxidasa y la superóxido dismutasa, se determinó mediante la prueba FRAS4 BAP [ 13 ]. Descrito brevemente, las muestras a analizar se disolvieron en una solución coloreada que contenía una fuente de iones férricos y una sustancia cromogénica (un compuesto derivado de azufre). Después de un período de incubación de 5 minutos, el grado de decoloración y la intensidad del cambio fueron directamente proporcionales a la capacidad del plasma para reducir los iones férricos. La cantidad de iones férricos reducidos se calculó usando un fotómetro para evaluar la intensidad de la decoloración; Los resultados de BAP se expresaron como µmol / l de Fe / l reducido.

Las pruebas de química sanguínea para aspartato aminotransferasa, alanina aminotransferasa, gamma-glutamil transpeptidasa (γ-GTP) y colesterol total, así como pruebas de hematología sanguínea para recuento de glóbulos rojos, recuento de glóbulos blancos y recuento de plaquetas se realizaron en la semana 0 y semana 6 utilizando ensayos estándar en un laboratorio hospitalario acreditado.

Evaluación de respuesta

Los pacientes se sometieron a tomografías computarizadas dinámicas de 1 a 2 meses después de la finalización del tratamiento de radiación y la respuesta del tumor se verificó a intervalos de 2 a 3 meses a partir de entonces. La respuesta al tratamiento y la recurrencia local se evaluaron mediante tomografías computarizadas dinámicas de seguimiento y pruebas de suero para alfafetoproteína (AFP) y protrombina, que es inducida por la ausencia de vitamina K o antagonista-II (PIVKA-II). La respuesta tumoral se determinó por los criterios establecidos por Kwon et al. 14 ] Descrito brevemente, la respuesta completa (RC) se definió como la desaparición de cualquier mejora arterial intratumoral en todas las lesiones diana.La respuesta parcial (RP) se definió como al menos una disminución del 30% en la suma de los diámetros de las lesiones objetivo viables. La enfermedad progresiva (EP) se definió como un aumento de al menos un 20% en la suma de los diámetros de las lesiones objetivo viables o la aparición de una nueva lesión. La enfermedad estable (DE) se definió como un estado tumoral que no cumplía ninguno de los criterios anteriores.

análisis estadístico

Las pruebas t no apareadas se usaron para comparar datos numéricos y la prueba de ji cuadrado 2 x 2 de Yates o la prueba de probabilidad exacta de Fisher se usó para comparar datos categóricos. Los análisis estadísticos se realizaron con el software SAS 6.13 (SAS Institute Inc., Cary, NC). El tamaño de la muestra de 49 pacientes fue suficiente para detectar un cambio en las puntuaciones medias de RORTC QLQ-C30.

Resultados

El agua de hidrógeno mejoró la calidad de vida de los pacientes que recibieron radioterapia

La calidad de vida de los pacientes que recibieron agua con placebo se deterioró significativamente durante el primer mes de radioterapia (Figura ( Figura 1A).1A ). No hubo diferencias entre los grupos en las subescalas de calidad de vida para fatiga, depresión o sueño. Los síntomas gastrointestinales (GI) son una de las quejas más comunes de los pacientes que reciben radioterapia y se considera que tienen un alto impacto en la calidad de vida del paciente después de 6 semanas de radioterapia. Los pacientes que consumieron agua de hidrógeno experimentaron una pérdida de apetito significativamente menor y menos trastornos de sabor en comparación con los pacientes que consumieron agua placebo. No se observaron diferencias significativas en las puntuaciones medias de vómitos o diarrea (Figura ( Figura 1B 1B ).

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es 2045-9912-1-11-1.jpg

El agua placebo y el agua de hidrógeno mejoraron la calidad de vida de los pacientes que recibieron radioterapia . A. Evaluación semanal de la calidad de vida de los pacientes. B. Sistema de puntuación de los síntomas gastrointestinales después de 6 semanas de radioterapia con o sin agua hidrogenada.

Marcador de estrés oxidativo mitigado con agua de hidrógeno durante la radioterapia

Antes del tratamiento, no hubo diferencias en los niveles totales de hidroperóxido, representativos de los niveles totales de dROM, entre los grupos de tratamiento. La radioterapia aumentó notablemente los niveles totales de hidroperóxido en los pacientes que consumieron agua placebo. Sin embargo, beber agua con hidrógeno evitó este aumento en el hidroperóxido sérico total, según lo determinado por la prueba de dROM (Figura ( Figura 2A),2A ), lo que indica una disminución del estrés oxidativo durante la radioterapia en los pacientes que consumieron agua con hidrógeno. De manera similar, la actividad antioxidante sérica endógena se deterioró significativamente durante la radioterapia en los pacientes que consumieron agua placebo, y la actividad antioxidante biológica se mantuvo en los pacientes que consumieron agua rica en hidrógeno, incluso después de 6 semanas de radioterapia (Figura ( Figura 2B2B ).

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es 2045-9912-1-11-2.jpg

El agua de hidrógeno mitigó el marcador de estrés oxidativo durante la radioterapia . Efectos antioxidantes en pacientes con agua placebo (n = 24) y agua rica en hidrógeno (n = 25). El nivel de dROM (A) representa el nivel total de las metabolidades del peróxido, y BAP (B) refleja la capacidad antioxidante del suero.

El agua de hidrógeno no comprometió la eficacia del tratamiento de radiación.

La respuesta tumoral a la radioterapia fue similar entre los grupos de tratamiento, y 12 de 24 (50,0%) pacientes en el grupo de placebo y 12 de 25 (48%) pacientes en el grupo de agua con hidrógeno mostraron una respuesta completa (CR) o una respuesta parcial ( PR). No hubo pacientes en ninguno de los grupos con enfermedad progresiva (EP) durante el período de seguimiento (3 meses). Por lo tanto, beber agua con hidrógeno no comprometió los efectos antitumorales de la radioterapia.

El tratamiento con hidrógeno no alteró la función hepática o la composición sanguínea durante la radioterapia.

No hubo diferencias significativas en la aspartato aminotransferasa, alanina aminotransferasa, gamma-glutamil transpeptidasa (γ-GTP) y los niveles de colesterol total en la semana 0 y la semana 6, independientemente del tipo de agua consumida (Tabla ( Tabla 2),2 ), lo que indica que el consumo de agua de hidrógeno no alteró la función hepática. Del mismo modo, no hubo diferencias significativas en el recuento de glóbulos rojos, el recuento de glóbulos blancos o el recuento de plaquetas entre los pacientes que consumieron agua de hidrógeno y los pacientes que consumieron agua placebo (Tabla Tabla3 3 ).

Tabla 2

Cambios en las pruebas de función hepática.

Placebo Agua de hidrógeno
todos (n = 25) hombre (n = 17) hembra (n = 8) todos (n = 25) hombre (n = 16) hembra (n = 9)

AST (UI / L)
Semana 0 24.8 ± 9.1 25,6 ± 5,7 23,1 ± 10,4 25,3 ± 6,7 25,9 ± 5,3 23,9 ± 8,3
Semana 6 26,3 ± 6,7 26,9 ± 7,1 25,4 ± 6,8 26.8 ± 8.2 27,2 ± 9,9 26,4 ± 5,1

ALT (UI / L)
Semana 0 27,4 ± 15 28,1 ± 11 26,5 ± 17 26,9 ± 8,7 27,1 ± 6,7 26,7 ± 10,3
Semana 6 28,8 ± 14 28,7 ± 16 27,6 ± 12 28,1 ± 6,5 28,8 ± 7,3 27,6 ± 9,9

γ-GPT (UI / L)
Semana 0 61,9 ± 54,3 62,3 ± 35,6 60,5 ± 64,7 62,3 ± 26,2 62,1 ± 34,8 62,4 ± 47,9
Semana 6 62.8 ± 22.8 63,2 ± 16,5 62,7 ± 25,9 63,6 ± 36,2 63,9 ± 54,2 63,2 ± 27,4

AST (UI / L)
Semana 0 24.8 ± 9.1 25,6 ± 5,7 23,1 ± 10,4 25,3 ± 6,7 25,9 ± 5,3 23,9 ± 8,3
Semana 6 26,3 ± 6,7 26,9 ± 7,1 25,4 ± 6,8 26.8 ± 8.2 27,2 ± 9,9 26,4 ± 5,1

Tabla 3

Recuentos de células sanguíneas periféricas.

Placebo Agua de hidrógeno
todos (n = 25) hombre (n = 17) hembra (n = 8) todos (n = 25) hombre (n = 16) hembra (n = 9)

El número de leucocitos (× 10 2 / μL)
Semana 0 55,8 ± 15,6 58,5 ± 12,7 52,8 ± 16,4 56,2 ± 16,7 57,3 ± 17,2 55,4 ± 15,1
Semana 6 53,9 ± 21,4 54,1 ± 22,7 53,7 ± 19,8 54,7 ± 28,7 55,1 ± 31,2 53,8 ± 19,4

El número de eritrocitos (× 10 4 / μL)
Semana 0 474,2 ± 38,3 492,3 ± 45,8 460.8 ± 30.5 482,5 ± 42,1 496,6 ± 50,7 472,9 ± 36,4
Semana 6 462,1 ± 52,4 473,8 ± 42,1 456,4 ± 62,2 479,5 ± 36,5 486,4 ± 29,4 470,7 ± 40,5

El número de trombocitos (× 10 4 / μL)
Semana 0 25,7 ± 6,5 26,4 ± 4,7 24,7 ± 5,9 26,4 ± 7,1 26,9 ± 5,5 26,1 ± 4,8
Semana 6 24,5 ± 4,7 25,9 ± 2,8 23,4 ± 6,4 25,7 ± 4,8 26,1 ± 4,7 25,3 ± 3,9

Discusión

Hasta donde sabemos, este es el primer informe que demuestra los beneficios de beber agua con hidrógeno en pacientes que reciben radioterapia para tumores malignos. Este hallazgo puede proporcionar la base para una estrategia clínicamente aplicable, efectiva y segura para el suministro de gas hidrógeno para mitigar el daño celular inducido por la radiación. Los pacientes experimentan síntomas gastrointestinales y disminución de la calidad de vida durante la radioterapia. Estos síntomas generalmente ocurren como resultado de que el cuerpo repare el daño a las células sanas, son particularmente comunes hacia el final de un tratamiento de radiación y pueden durar un tiempo. Los síntomas y su impacto en la calidad de vida pueden empeorar al tener que viajar al hospital todos los días. Beber agua rica en hidrógeno mejoró la calidad de vida de los pacientes que recibieron radioterapia y no requirió visitas adicionales al hospital.Aunque la supervivencia general de los pacientes con tumores malignos debe seguir siendo la principal preocupación de los oncólogos, la supervivencia también debe interpretarse a la luz de la paliación de los síntomas y la calidad de vida general, ya que los efectos secundarios de la radioterapia pueden negar el supuesto beneficio de una mejor supervivencia. La ingesta oral de agua suplementada con hidrógeno diariamente podría ser una estrategia profiláctica para mejorar la calidad de vida de los pacientes que reciben radioterapia.

Aunque los mecanismos subyacentes a los efectos beneficiosos del agua rica en hidrógeno durante la radioterapia no se han aclarado claramente, beber agua suplementada con hidrógeno redujo los niveles de dROM y mantuvo los niveles de BAP en el suero, lo que sugiere que el agua rica en hidrógeno exhibe una potente actividad antioxidante sistémica. Estudios experimentales anteriores han relacionado el consumo diario de agua rica en hidrógeno con la mejora de una serie de afecciones en modelos de roedores, incluida la reducción de la aterosclerosis en ratones knockout de apolipoproteína E [ 10 ], aliviando la nefrotoxicidad inducida por cisplatino [ 15 ], reduciendo la deficiencia de vitamina C inducida lesión cerebral [ 16 ], prevención de la nefropatía crónica por aloinjerto después del trasplante renal [ 17 ] y mejora de los defectos cognitivos en ratones acelerados por senescencia [ 9 ] y un modelo de enfermedad de Parkinson [ 7 ]. En estudios en humanos, el consumo de agua rica en hidrógeno previno la diabetes del adulto y la resistencia a la insulina [ 11 ], así como el estrés oxidativo en el posible síndrome metabólico [ 8].

La radioterapia se asocia con un aumento en ROS, seguido de daño al ADN, lípidos y proteínas, y la activación de factores de transcripción y vías de transducción de señales. Se ha estimado que el 60-70% del daño celular inducido por la radiación ionizante es causado por radicales hidroxilo [ 18 ]. Por lo tanto, se han realizado varios ensayos con el objetivo de reducir los efectos adversos debido al exceso de producción de ROS con antioxidantes administrados durante el curso de la radioterapia. La suplementación con α-tocoferol mejora la velocidad del flujo salival y mantiene los parámetros salivales [ 19 ]. El tratamiento con la enzima antioxidante superóxido dismutasa previno la cistitis y la rectitis inducidas por radioterapia en pacientes con cáncer de vejiga que reciben radioterapia [ 20 ]. Además, el uso combinado de pentoxifilina y vitamina E redujo la fibrosis pulmonar inducida por radiación en pacientes con cáncer de pulmón que reciben radioterapia [ 21 ]. Por lo tanto, en general, la suplementación con antioxidantes puede ofrecer beneficios generales en el tratamiento de los efectos adversos de la radioterapia. Sin embargo, no todos los antioxidantes pueden permitirse la radioprotección [ 22 – 24 ]. Además, una preocupación importante es el hallazgo de que altas dosis de antioxidantes administrados como terapia adyuvante podrían comprometer la eficacia del tratamiento con radiación y aumentar el riesgo de recurrencia local del cáncer [ 25 , 26 ]. Por lo tanto, la toxicidad relativamente más baja asociada con el uso de estos agentes antioxidantes es atractiva, pero no a costa de un control tumoral deficiente. En contraste, en este estudio, beber agua rica en hidrógeno no afectó los efectos antitumorales de la radioterapia. Nuestros resultados pueden sugerir que el agua de hidrógeno funciona no solo como antioxidante, sino que también juega un papel protector al inducir hormonas o enzimas radioprotectoras. Si bien se justifica la realización de más estudios para dilucidar la seguridad del agua rica en hidrógeno y determinar la concentración óptima de hidrógeno en el agua potable, así como los mecanismos involucrados, la ingesta diaria de agua rica en hidrógeno puede ser un enfoque prometedor para contrarrestar las alteraciones inducidas por la radiación para QOL. Este uso terapéutico del hidrógeno también está respaldado por el trabajo de Qian et al. , quienes demostraron que tratar las células AHH-1 de linfocitos humanos con hidrógeno antes de la irradiación inhibía significativamente la apoptosis inducida por irradiación ionizante y aumentaba la viabilidad celular in vitro. También demostraron que la inyección de solución salina rica en hidrógeno podría proteger el endotelio gastrointestinal de las lesiones inducidas por la radiación, disminuir los niveles plasmáticos de malondialdehído y de 8-hidroxidesoxiguanosina en el plasma, y ​​aumentar los antioxidantes endógenos enplasma in vivo [ 27 ].

Conclusiones

En conclusión, nuestro estudio demostró que beber agua rica en hidrógeno mejora la calidad de vida y reduce los marcadores oxidativos en pacientes que reciben radioterapia para tumores hepáticos. Este enfoque novedoso de la ingesta oral de agua rica en hidrógeno puede ser aplicable a una amplia gama de síntomas adversos relacionados con la radiación.

Lista de abreviaciones

ROS: especies reactivas de oxígeno; CV: calidad de vida

Recomendamos los ionizadores de agua AlkaViva H2
todos los generadores de agua de hidrógeno

Logo de mgr

Link to Publisher's site
Med Gas Res . 2011; 1: 11.
Publicado en línea el 7 de junio de 2011 doi: 10.1186 / 2045-9912-1-11
PMCID: PMC3231938
PMID: 22146004
Efectos de beber agua rica en hidrógeno en la calidad de vida de pacientes tratados con radioterapia para tumores hepáticos
Ki-Mun Kang , 1 Young-Nam Kang , 1 Ihil-Bong Choi , 1, 2 Yeunhwa Gu , 2, 3 Tomohiro Kawamura , 4Yoshiya Toyoda , 4 y Atsunori Nakao Autor correspondiente 4, 5

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen intereses en competencia.

Contribuciones de los autores

KMK, YNK e IBC participaron en la radioterapia y en la acumulación de datos. YG participó en el diseño del estudio y realizó el análisis estadístico. TK e YT y participó en su diseño y coordinación. AN concibió el estudio y redactó el manuscrito. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.

Expresiones de gratitud

Esta investigación fue apoyada por una subvención de la Fundación de Investigación Daimaru otorgada a YG.

Referencias

  • Ringborg U, Bergqvist D, Brorsson B, Cavallin-Stahl E, Ceberg J, Einhorn N, Frodin JE, Jarhult J, Lamnevik G, Lindholm C, Littbrand B, Norlund A, Nylen U, Rosen M, Svensson H, Moller TR.Descripción general sistemática de la radioterapia para el cáncer del Consejo Sueco para la Evaluación de la Tecnología en la Atención de la Salud (SBU), incluida una encuesta prospectiva sobre la práctica de la radioterapia en Suecia 2001 – resumen y conclusiones. Acta Oncol. 2003; 42(5-6): 357–65. doi: 10.1080 / 02841860310010826. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Zhao W, Robbins ME. Inflamación y estrés oxidativo crónico en la lesión tisular tardía normal inducida por radiación: implicaciones terapéuticas. Curr Med Chem. 2009; 16 (2): 130–43. doi: 10.2174 / 092986709787002790. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Citrin D, Cotrim AP, Hyodo F, Baum BJ, Krishna MC, Mitchell JB. Radioprotectores y mitigadores de la lesión tisular normal inducida por radiación. Oncólogo. 2010; 15 (4): 360–71. doi: 10.1634 / theoncologist.2009-S104. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Ohsawa I, Ishikawa M, Takahashi K, Watanabe M, Nishimaki K, Yamagata K, Katsura K, Katayama Y, Asoh S, Ohta S. El hidrógeno actúa como antioxidante terapéutico al reducir selectivamente los radicales de oxígeno citotóxicos. Nat Med. 2007; 13 (6): 688–94. doi: 10.1038 / nm1577. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Buchholz BM, Kaczorowski DJ, Sugimoto R, Yang R, Wang Y, Billiar TR, McCurry KR, Bauer AJ, Nakao A. La inhalación de hidrógeno mejora el estrés oxidativo en la lesión por injerto intestinal inducida por trasplante. Am J Transplant. 2008; 8 (10): 2015–24. doi: 10.1111 / j.1600-6143.2008.02359.x. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Huang C, Kawamura T, Toyoda Y, Nakao A. Avances recientes en la investigación del hidrógeno como gas médico terapéutico. Rad Free Res. 2010; 44 (9): 971-82. doi: 10.3109 / 10715762.2010.500328. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Fujita K, Seike T, Yutsudo N, Ohno M, Yamada H, Yamaguchi H, Sakumi K, Yamakawa Y, Kido MA, Takaki A, Katafuchi T, Tanaka Y, Nakabeppu Y, Noda M. El hidrógeno en el agua potable reduce la pérdida neuronal dopaminérgica en el modelo de ratón 1-metil-4-fenil-1,2,3,6-tetrahidropiridina de la enfermedad de Parkinson. Más uno. 2009; 4 (9): e7247. doi: 10.1371 / journal.pone.0007247. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Nakao A, Toyoda Y, Sharma P, Evans M, Guthrie N. Eficacia del agua rica en hidrógeno en el estado antioxidante de sujetos con síndrome metabólico potencial: un estudio piloto abierto. J Clin Biochem Nutr. 2010; 46 (2): 140–9. doi: 10.3164 / jcbn.09-100. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Gu Y, Huang CS, Inoue T, Yamashita T, Ishida T, Kang KM, Nakao A. Beber agua con hidrógeno mejoró el deterioro cognitivo en ratones acelerados por la senescencia. J Clin Biochem Nutr. 2010;46 (3): 269–76. doi: 10.3164 / jcbn.10-19. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Ohsawa I, Nishimaki K, Yamagata K, Ishikawa M, Ohta S. El consumo de agua de hidrógeno previene la aterosclerosis en ratones knockout de apolipoproteína E. Biochem Biophys Res Commun. 2008; 377 (4): 1195–8. doi: 10.1016 / j.bbrc.2008.10.156. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Kajiyama S, Hasegawa G, Asano M, Hosoda H, Fukui M, Nakamura N, Kitawaki J, Imai S, Nakano K, Ohta M, Adachi T, Obayashi H, Yoshikawa T. La suplementación de agua rica en hidrógeno mejora el metabolismo de los lípidos y la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2 o intolerancia a la glucosa. Nutr Res. 2008; 28 (3): 137–43. doi: 10.1016 / j.nutres.2008.01.008. PubMed ] [ CrossRefGoogle Scholar ]
  • Aaronson NK, Ahmedzai S, Bergman B, Bullinger M, Cull A, Duez NJ, Filiberti A, Flechtner H, Fleishman SB, de Haes JC. et al. La Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer QLQ-C30: un instrumento de calidad de vida para su uso en ensayos clínicos internacionales en oncología. J Natl Cancer Inst. 1993; 85 (5): 365–76. doi: 10.1093 / jnci / 85.5.365. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Ezaki S, Suzuki K, Kurishima C, Miura M, Weilin W, Hoshi R, Tanitsu S, Tomita Y, Takayama C, Wada M, Kondo T, Tamura M. La reanimación de lactantes prematuros con oxígeno reducido produce menos estrés oxidativo que la reanimación con 100% de oxígeno. J Clin Biochem Nutr.2009; 44 (1): 111–8. doi: 10.3164 / jcbn.08-221. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRefGoogle Scholar ]
  • Kwon JH, Bae SH, Kim JY, Choi BO, Jang HS, Jang JW, Choi JY, Yoon SK, Chung KW. Efecto a largo plazo de la radioterapia estereotáctica corporal para el carcinoma hepatocelular primario no elegible para terapia de ablación local o resección quirúrgica. Radioterapia estereotáctica para el cáncer de hígado. BMC Cancer. 2010; 10 : 475. doi: 10.1186 / 1471-2407-10-475.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Nakashima-Kamimura N, Mori T, Ohsawa I, Asoh S, Ohta S. El hidrógeno molecular alivia la nefrotoxicidad inducida por un medicamento contra el cáncer cisplatino sin comprometer la actividad antitumoral en ratones. Cancer Chemother Pharmacol. 2009; 64 (4): 753–61. doi: 10.1007 / s00280-008-0924-2. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Sato Y, Kajiyama S, Amano A, Kondo Y, Sasaki T, Handa S, Takahashi R, Fukui M, Hasegawa G, Nakamura N, Fujinawa H, Mori T, Ohta M, Obayashi H, Maruyama N, Ishigami A. Hidrógeno- El agua pura y rica previene la formación de superóxido en las rodajas cerebrales de ratones con SMP30 / GNL sin vitamina C empobrecidos. Biochem Biophys Res Commun. 2008; 375 (3): 346–50. doi: 10.1016 / j.bbrc.2008.08.020. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Cardenal JS, Zhan J, Wang Y, Sugimoto R, Tsung A, McCurry KR, Billiar TR, Nakao A. La administración oral de agua de hidrógeno previene la nefropatía crónica por aloinjerto en el trasplante renal de rata. Riñón Int. 2009; 77 (2): 101–9. PubMed ] Google Scholar ]
  • Vijayalaxmi, Reiter RJ, Tan DX, Herman TS, Thomas CR Jr. Melatonina como agente radioprotector: una revisión. Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2004; 59 (3): 639-53. doi: 10.1016 / j.ijrobp.2004.02.006. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Chitra S, Shyamala Devi CS. Efectos de la radiación y el alfa-tocoferol sobre el flujo de saliva, la actividad de la amilasa, los niveles de proteínas y electrolitos totales en el cáncer de cavidad oral.Indian J Dent Res. 2008; 19 (3): 213–8. doi: 10.4103 / 0970-9290.42953. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Sanchiz F, Milla A, Artola N, Julia JC, Moya LM, Pedro A, Vila A. Prevención de la cistitis radioinducida por orgoteína: un estudio aleatorizado. Anticancer Res. 1996; 16 (4A): 2025–8. PubMed ] Google Scholar ]
  • Misirlioglu CH, Demirkasimoglu T, Kucukplakci B, Sanri E, Altundag K.Pentoxifilina y alfa-tocoferol en la prevención de la toxicidad pulmonar inducida por radiación en pacientes con cáncer de pulmón. Med Oncol. 2007; 24 (3): 308–11. doi: 10.1007 / s12032-007-0006-z. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Xavier S, Yamada K, Samuni AM, Samuni A, DeGraff W, Krishna MC, Mitchell JB. Protección diferencial por nitróxidos e hidroxilaminas al daño oxidativo inducido por radiación y catalizado por iones metálicos. Biochim Biophys Acta. 2002; 1573 (2): 109-20. PubMed ] Google Scholar ]
  • Prasad KN, Cole WC, Kumar B, Che Prasad K. Pros y contras del uso de antioxidantes durante la radioterapia. Cancer Treat Rev. 2002; 28 (2): 79–91. doi: 10.1053 / ctrv.2002.0260. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Ladas EJ, Jacobson JS, Kennedy DD, Teel K, Fleischauer A, Kelly KM. Antioxidantes y terapia contra el cáncer: una revisión sistemática. J Clin Oncol. 2004; 22 (3): 517–28. PubMed ] Google Scholar ]
  • Bairati I, Meyer F, Gelinas M, Fortin A, Nabid A, Brochet F, Mercier JP, Tetu B, Harel F, Abdous B, Vigneault E, Vass S, Del Vecchio P, Roy J. Ensayo aleatorio de vitaminas antioxidantes para prevenir Efectos adversos agudos de la radioterapia en pacientes con cáncer de cabeza y cuello. J Clin Oncol.2005; 23 (24): 5805-13. doi: 10.1200 / JCO.2005.05.514. PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]
  • Meyer F, Bairati I, Fortin A, Gelinas M, Nabid A, Brochet F, Tetu B. Interacción entre la suplementación con vitaminas antioxidantes y el tabaquismo durante la radioterapia en relación con los efectos a largo plazo sobre la recurrencia y la mortalidad: un ensayo aleatorio entre la cabeza y pacientes con cáncer de cuello. Int J Cancer. 2008; 122 (7): 1679–83. PubMed ] Google Scholar ]
  • Qian L, Cao F, Cui J, Huang Y, Zhou X, Liu S, Cai J. Efecto radioprotector del hidrógeno en células cultivadas y ratones. Res radicales libres. 2010; 44 (3): 275–82. doi: 10.3109 / 10715760903468758.PubMed ] [ CrossRef ] Google Scholar ]

Los artículos de Medical Gas Research se proporcionan aquí por cortesía de Wolters Kluwer – Medknow Publications

Hidrógeno molecular en el tratamiento de afecciones neurológicas agudas y crónicas: mecanismos de protección y vías de administración

Resumen

El estrés oxidativo causado por especies reactivas de oxígeno se considera un mediador importante de las lesiones de tejidos y células en diversas afecciones neuronales, incluidas emergencias neurológicas y enfermedades neurodegenerativas. El hidrógeno molecular está bien caracterizado como un eliminador de radicales hidroxilo y peroxinitrito. Recientemente, se han informado los efectos neuroprotectores del tratamiento con hidrógeno molecular tanto en entornos básicos como clínicos. Aquí, revisamos los efectos de la terapia de hidrógeno en afecciones neuronales agudas y enfermedades neurodegenerativas. La terapia de hidrógeno administrada en agua potable puede ser útil para la prevención de enfermedades neurodegenerativas y para reducir los síntomas de afecciones neuronales agudas.

Introducción

El estrés oxidativo causado por especies reactivas de oxígeno (ROS) es un mediador importante de las lesiones celulares y tisulares en diversas afecciones neuronales, incluidas las emergencias neurológicas y las enfermedades neurodegenerativas. 1 – 7 ) El control del estrés oxidativo es una estrategia terapéutica importante para diversas afecciones neuronales. 6 , 8 , 9 ) Existen muchos métodos para controlar el estrés oxidativo con el uso de eliminadores de radicales libres como el enfoque más común. 6 , 8 ) La evidencia de los experimentos con animales respalda la noción de que los eliminadores de radicales libres y los antioxidantes reducen drásticamente el daño cerebral. 9 ) La edaravona (MCI-186), un nuevo eliminador de radicales libres, se desarrolló para prevenir la peroxidación lipídica en condiciones neurológicas patológicas. 8 , 9 ) La edaravona es actualmente el único fármaco antioxidante aprobado para tratar el infarto cerebral que mejora el resultado funcional del accidente cerebrovascular isquémico. 8 ) La terapia de hipotermia cerebral (control de temperatura dirigido) también puede controlar eficazmente el estrés oxidativo. La terapia de hipotermia cerebral es efectiva en pacientes con diversas enfermedades neuronales agudas. 6 , 10 , 11 )

En 2007, Ohsawa et al. 12 ) informaron que el hidrógeno molecular (H2) puede actuar como un antioxidante para prevenir y tratar la oclusión de la arteria cerebral media y la lesión por reperfusión en ratas. Este efecto ha sido respaldado por informes adicionales. Recientemente, se ha informado el efecto beneficioso del H2 en muchos otros órganos, incluido el cerebro. 13-17 ) El primer efecto terapéutico importante del H2 fue el de un antioxidante, que se combina con iones hidroxilo para producir agua. 12 )Recientemente, se han propuesto otros mecanismos biológicos de H2 (antiinflamatorio, antiapoptosis, anti-citocina, expresión de ADN y metabolismo energético) (Fig. 1 y 2 2 ). 18 ) Por lo tanto, la biología de H 2no es simple. En esta revisión, discutimos el papel de H 2 en diversas afecciones neuronales.

An external file that holds a picture, illustration, etc. Object name is jcbn16-87f01.jpg

Efectos beneficiosos del hidrógeno molecular en fisiopatología de diversas afecciones neuronales agudas. ATP, adenosina trifosfato; miR-200, microRNA-200; ROS, especies reactivas de oxígeno.

An external file that holds a picture, illustration, etc. Object name is jcbn16-87f02.jpg

Efecto del consumo de agua rica en hidrógeno como agua funcional en fisiopatología de enfermedades neurodegenerativas. ATP, adenosina trifosfato; miR-200, microRNA-200; ROS, especies reactivas de oxígeno.

Enfermedades Neurologicas

Lesión cerebral isquémica

Se ha informado que H 2 previene el daño cerebral isquémico en experimentos con animales. 12 , 19 – 21 )Ohsawa et al. 12 ) informaron que la inhalación de gas H2 al 2% suprimió fuertemente el volumen del infarto después de la isquemia-reperfusión de la arteria cerebral media en ratas. En un estudio de resonancia de espín electrónico (ESR), mostraron que H2 tenía actividad de eliminación de radicales hidroxilo. La inmunoreactividad de hidroxinnonal (HNE) y 8-hidroxi-2′-desoxiguanosina (8-OHdG) se suprimió en el cerebro dañado después del tratamiento con 2% de H2. La inhalación de H2 redujo el daño isquémico y el volumen hemorrágico después de la isquemia transitoria por oclusión de la arteria crebral media (MCAO). 19 ) La generación de radicales libres después de la isquemia induce la expresión de metaloproteinasa de matriz (MMP). 19 , 20 ) MMP-9 promueve el infarto hemorrágico al alterar los vasos cerebrales. 20 ) Se ha encontrado que la inhalación de H2 reduce la expresión de MMP-9 en un modelo de rata MCAO. El H2 también tiene un efecto neuroprotector contra la isquemia global. Ji y col. 21 )informaron que la inyección de solución salina rica en H2 [5 ml / kg de administración intraperitoneal (ip)] después de la isquemia global redujo la muerte celular neuronal en las lesiones del hipocampo Cornet d’Ammon 1 (CA1) en ratas. La hipoxia cerebral-isquemia y la asfixia neonatal son las principales causas de daño cerebral en los recién nacidos. La inhalación de gas H2 y la inyección de solución salina rica en H2 proporcionan neuroprotección temprana del daño neurológico neonatal. 22 ) Nagatani y col. 23 )informaron que una solución intravenosa enriquecida con H2 es segura para los pacientes con infarto cerebral agudo, incluidos los pacientes tratados con terapia activadora de plasminógeno tisular (t-PA).

El síndrome metabólico es un fuerte factor de riesgo de accidente cerebrovascular. Se ha informado que la terapia con H2 puede mejorar el síndrome metabólico en entornos básicos y clínicos. 24 – 27 ) La terapia con H2 puede reducir el accidente cerebrovascular en pacientes con síndrome metabólico que involucra diabetes mellitus.

Infarto hemorragico

El accidente cerebrovascular hemorrágico con hemorragia intracerebral (ICH) y hemorragia subaracnoidea (HSA) es una condición neuronal crítica, y la tasa de mortalidad por accidente cerebrovascular hemorrágico sigue siendo alta. ( 28-30 ) Manaenko et al. 28 ) informaron un efecto neuroprotector de la inhalación de gas H2 utilizando un modelo animal experimental de ICH. La inhalación de gas H2 suprime el estrés redox y la interrupción de la barrera hematoencefálica (BBB) ​​al reducir la activación y la desgranulación de los mastocitos. El edema cerebral y los déficits neurológicos también fueron suprimidos.En SAH, hay varios estudios que demuestran el efecto neuroprotector del tratamiento con H2. 29 – 31 ) Se ha iniciado un ensayo clínico en pacientes con HSA (Tabla 1 ). 32 )

tabla 1

Ensayos clínicos de hidrógeno molecular en enfermedades del sistema nervioso central (SNC)

Enfermedad Administración de hidrógeno Número de referencia
Hemorragia subaracnoidea Infusión intravenosa (32)
Encefalopatía post paro cardíaco 2% de inhalación de gas H2 (ninguna)
enfermedad de Parkinson agua (49, 50)

Lesión cerebral traumática (TBI)

La eficacia de H 2 para tratar la LCT ha sido investigada en varios estudios. 18 , 33 , 34 ) Ji y col. 33 )informaron que en un modelo de TBI de rata, se descubrió que la inhalación de gas H2 protege la permeabilidad BBB y regula el edema cerebral postraumático, inhibiendo así el daño cerebral. La inhalación de gas H2 también inhibe la disminución de la actividad de superóxido dismutasa (SOD) y la actividad de catalasa (CAT). Estas son enzimas antioxidantes en cerebros postraumáticos que inhiben la producción de malondialdehído (MDA) y 8-iso-prostaglandina F2α (8-iso-PGF2α). Eckermann y col. 34 )informaron que en un modelo de ratón con trauma quirúrgico que involucraba lobectomía frontal derecha, se descubrió que la inhalación de gas H2 inhibe el edema cerebral postoperatorio y mejora la puntuación neuroconductual postoperatoria. El mismo informe también mostró que la peroxidación de lípidos y la producción de sustancias de estrés oxidativo no fueron inhibidas por la inhalación de gas H2. 34 ) Dohi et al investigaron el efecto terapéutico del agua rica en H2 después de una lesión cerebral traumática y en el inicio postraumático de la enfermedad de Alzheimer (EA) . en 2014, 18 ) quienes investigaron si el consumo de agua rica en H2 24 h antes del trauma puede inhibir el daño neuronal en un modelo de lesión cortical controlada con ratones. Los autores encontraron que la expresión de las proteínas tau fosforiladas AT8 y Alz50 en el hipocampo y la corteza cerebral estaba bloqueada en ratones que consumían agua rica en H2. Además, la actividad de los astrocitos y las microglias se inhibió en ratones modelo TBI que consumieron agua rica en H2. La expresión de genes inducidos por TBI, particularmente aquellos que están involucrados en el metabolismo de la oxidación / carbohidrato, la liberación de citocinas, la migración de leucocitos o células, el transporte de citoquinas y el trifosfato de adenosina (ATP) y la unión de nucleótidos, se inhibió al consumir agua rica en H2. Dohi y col. 18 ) revisaron específicamente el papel del agua rica en H2 en la neuroinflamación después de un trauma cerebral. El consumo de agua rica en H2 influyó en la producción de citocinas y quimiocinas en el cerebro dañado e inhibió la producción de factor 1 inducible por hipoxia (HIF-1), MMP-9 y ciclofilina A. Sin embargo, el agua rica en H2 no afectó la producción de proteína precursora amiloide (APP), Aβ-40 o Aβ-42. También investigaron la relación entre el H2 y la producción de ATP e informaron que el H2 aumentó la respiración basal, la capacidad de reserva y la respiración no mitocondrial, pero no aumentó la producción de ATP aeróbico. Por lo tanto, se ha demostrado que los efectos inhibitorios de H 2 sobre el daño nervioso no se deben únicamente a su función simple como eliminador de radicales libres (Fig. 1 y 2 2 ).

Lesión de la médula espinal

Chen y col. 35 ) revisaron los efectos de la administración de solución salina rica en H2 (ip) en un modelo de lesión medular traumática de rata. Encontraron que los síntomas neurológicos postraumáticos mejoraron con el tratamiento con solución salina rica en H2. Además, se ha encontrado que el tratamiento con solución salina rica en H2 reduce la infiltración de células inflamatorias, las células positivas para el marcado y marcado de dUTP mediadas por TdT (TUNEL) y la hemorragia. Además, se inhibió el estrés oxidativo y se aumentó la expresión del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). También se han informado los efectos de la administración de H2 sobre la isquemia de la médula espinal. 36 , 37 ) Huang y col. 36 ) investigaron los efectos de la inhalación de gas H2 en un modelo de isquemia-reperfusión de la médula espinal de conejo. Revisaron los efectos de la inhalación de H2 con diferentes concentraciones (1, 2 y 4%) e informaron que la inhalación de gas H2 a concentraciones de 2% y 4% inhibió la muerte neuronal. Sin embargo, no observaron diferencias significativas entre los dos grupos en términos de efectos, con 2% y 4% siendo igualmente efectivos. 36 ) Se ha informado que la inhalación de gas H2 al 2% inhibe la apoptosis después de una lesión de la médula espinal causada por isquemia-reperfusión.Además, la inhalación de gas H2 regula la actividad de la caspasa-3, la producción de citoquinas inflamatorias, el estrés oxidativo y la disminución de las sustancias antioxidantes endógenas. Zhou y col. (37 ) también informaron que la administración de solución salina rica en H2 (ip) tiene efectos beneficiosos sobre la isquemia de la médula espinal y la lesión por reperfusión en conejos.

Otras afecciones neurológicas agudas

En los últimos años, la investigación ha demostrado que existe una alta incidencia de síntomas comórbidos del sistema nervioso central en casos de sepsis. 38 ) Utilizando un modelo de punción y ligadura cecal de ratones (CLP), Liu et al. 39 ) informaron que la inhalación de gas H2 mejora la encefalopatía séptica.Informaron que la inhalación de gas H2 al 2% inhibió la apoptosis post-CLP, el edema cerebral, la permeabilidad BBB, la producción de citocinas y el estrés oxidativo en la región del hipocampo CA1, además de mejorar la función cognitiva. Nakano y col. 40 ) informaron que la administración materna de H2 tiene un efecto supresor sobre la lesión cerebral fetal causada por la inflamación intrauterina con inyección intraperitoneal materna de lipopolisacárido (LPS).

El tratamiento de la encefalopatía por envenenamiento por monóxido de carbono (CO), que es una intoxicación por gases común, aún no se ha establecido. 41 , 42 ) Sun et al. 42 ) y Shen et al. 41 )investigaron los efectos de la solución salina rica en H2. Informaron que en un modelo de intoxicación por CO, la administración de solución salina rica en H2 disminuyó la activación glial, la producción de citocinas, el estrés oxidativo y la producción de caspasa 3 y 9, así como también inhibió la muerte de las células nerviosas.

Se sabe que el estrés causa alteraciones de las células nerviosas. 43 ) El consumo de agua rica en H2 inhibe el estrés oxidativo y por lo tanto inhibe la aparición de daño cerebral inducido por el estrés. 43 )

La lesión cerebral hipóxica causada por asfixia, encefalopatía isquémica hipóxica, asfixia neonatal y otros eventos similares mediados por hipoxia es una condición clínica común en emergencias médicas. Se ha encontrado que el tratamiento con H2 inhibe la muerte celular en un modelo de hipoxia / reoxigenación in vitro utilizando células de hipocampo de ratón inmortalizado (HT-22). El tratamiento con H2 aumentó la Akt fosforilada (p-Akt) y la leucemia de células B / linfoma-2 (BCL-2), mientras que disminuyó Bax y escindió la caspasa-3. 44 ) En los últimos años, se ha descubierto que la familia microRNA-200 (miR-200) regula el estrés oxidativo. 44 ) La inhibición de miR-200 suprime la muerte celular inducida por H / R, reduciendo la producción de ROS y MMP. El tratamiento con H2 suprimió la expresión inducida por H / R de miR-200. En Japón, se inició un ensayo controlado aleatorio doble ciego para el síndrome de paro cardíaco posterior a 2017 (Tabla 1 ).

Enfermedades neurodegenerativas

Enfermedad de Parkinson (EP)

La EP es un trastorno que se presenta con síntomas extrapiramidales causados ​​por la degeneración y pérdida de células productoras de dopamina en la sustancia negra. Se sabe que el estrés oxidativo está involucrado en la condición clínica de la EP. 7 ) Además, se ha informado de la implicación de la disfunción mitocondrial en la EP. 45 ) Los efectos de H2 en la EP se han informado en modelos animales de EP, así como en estudios clínicos. 46-48 ) En 2009, Fujita et al. 47 ) y Fu et al. 48 ) informaron que el consumo de agua rica en H2 inhibe el estrés oxidativo en la vía nigrostriatal y evita la pérdida de células de dopamina en un modelo animal con EP. Con el consumo de agua rica en H2, se inhibió el estrés oxidativo en la vía nigrostriatal y se disminuyó la pérdida de células de dopamina. Estos resultados sugieren que el consumo de agua rica en H2 podría afectar el inicio de la EP. En los últimos años, se han informado los resultados de un ensayo clínico sobre los efectos del consumo de agua rica en H2 para la EP. 49 ) Un estudio aleatorizado doble ciego mostró que el consumo de agua rica en H2 (1,000 ml / día) durante 48 semanas mejoró significativamente el puntaje total de la Escala de Clasificación de la Enfermedad de Parkinson Unificada (UPDRS) de pacientes con EP tratados con levodopa. Actualmente se está llevando a cabo una prueba multicéntrica doble ciego de agua H 2 (Tabla 1 ). 50 )

Enfermedad de Alzheimer (EA)

AD, una enfermedad neurodegenerativa relacionada con la edad, es la causa más común de demencia. 1 ,51 ) Patológicamente, se caracteriza por el depósito de proteína Aβ fuera de las células nerviosas y la acumulación de proteína tau fosforilada dentro de las células nerviosas. También hay una marcada pérdida de células nerviosas en la corteza cerebral. 52 ) En los últimos años, se ha informado que el estrés oxidativo y la neuroinflamación están involucrados en la EA. 1 , 5 ) Hasta la fecha, los informes se han centrado en la participación del estrés oxidativo en el parénquima cerebral. 1 , 51 , 53 ) La acumulación de proteína Aβ está fuertemente asociada con el fracaso del aclaramiento de Aβ que está estrechamente relacionado con la patogénesis de AD. 5 ) Se sabe que la proteína 1 relacionada con el receptor de lipoproteína de baja densidad (LRP1) está implicada en la eliminación de la proteína Aβ. La disfunción de LRP causada por el estrés oxidativo y la neuroinflamación está involucrada en la aparición de AD. 5 ) La regulación del estrés oxidativo y la neuroinflamación pueden prevenir la aparición o progresión de la EA.Varios informes han investigado los efectos del H2 para la prevención de la aparición de EA. 51 , 53 ) En un modelo de AD de rata, se ha informado que la administración de solución salina rica en H2 (5 ml / kg, ip, diariamente) inhibió el estrés oxidativo, la producción de citocinas y el factor nuclear κB (NF-κB ) producción en el hipocampo y la corteza cerebral, y mejora la memoria deteriorada. 51 , 53 ) También se ha informado que el consumo de agua rica en H2 inhibe las alteraciones cerebrales relacionadas con la edad y el deterioro de la memoria espacial. 54 )

Método y vía de administración en la terapia de H2

Como se esperaría que una molécula pequeña (2 Da), sin carga H 2, se distribuya fácilmente por todo el cuerpo, incluida la capacidad de penetrar fácilmente las membranas celulares, sin embargo, no podemos determinar la distribución de H 2 entre los órganos y sus concentraciones en cada uno órgano y suero según los métodos de administración y la dosis. Este problema se investigó en 2014. 55 ) Se realizó una revisión comparativa sobre el consumo de agua rica en H2, ip o administración intravenosa de solución salina rica en H2 e inhalación de gas H2. Los resultados mostraron que las concentraciones más altas se alcanzan 1 minuto después de la administración intravenosa y 5 minutos después de la administración oral. La concentración más alta se alcanzó 30 minutos después de la inhalación de gas H2 y se mantuvo durante algún tiempo. Aunque las concentraciones de H2 en el cerebro tienden a ser altas después de la administración intravenosa o la inhalación, no se han observado diferencias significativas en comparación con las concentraciones después del consumo de agua rica en H2 y la administración ip de solución salina rica en H2. Por lo tanto, aunque ha habido variaciones basadas en el método de administración, se ha encontrado que todos los métodos dan como resultado la presencia de H2 en el suero y el tejido cerebral.Liu y col. 39 ) midieron los niveles de H2 en las arterias, venas y tejidos cerebrales después de la inhalación de gas H2 al 2 %. Encontraron que el H2 arterial alcanzó su punto máximo a los 30 minutos después de la administración, mientras que el H2 venoso y del tejido cerebral alcanzó el máximo a los 45 minutos después de la administración. Informaron que los niveles de H2 eran similares en arterias y tejidos cerebrales. Esto demostró que el H2 migra al tejido cerebral independientemente del método de administración. Estos resultados sugieren que el consumo de agua rica en H2 previene enfermedades neurodegenerativas y que el agua potable rica en H2 podría usarse para tratar trastornos cerebrales agudos (Fig. 1 y 2 2 ).

Conclusiones

Hemos examinado los efectos del tratamiento con H2 en las enfermedades agudas del sistema nervioso central y en las enfermedades neurodegenerativas crónicas. También hemos examinado los diversos mecanismos por los cuales el H2 ejerce sus efectos neuroprotectores. El H2 actúa como un eliminador de OH y ONOO, afecta la neuroinflamación, preserva la producción de energía mitocondrial y posee propiedades neuroprotectoras. A diferencia de los medicamentos más convencionales, el tratamiento con H2, en particular el consumo de agua rica en H2, no tiene efectos secundarios graves conocidos y es eficaz para prevenir la aparición de enfermedades neurodegenerativas y el agravamiento de afecciones neuronales agudas.

Logo de jcbn

Link to Publisher's site
J Clin Biochem Nutr . 2017 julio; 61 (1): 1–5.
Publicado en línea el 15 de junio de 2017 doi: 10.3164 / jcbn.16-87
PMCID: PMC5525017
PMID: 28751802
Hidrógeno molecular en el tratamiento de afecciones neurológicas agudas y crónicas: mecanismos de protección y vías de administración.

Expresiones de gratitud

Muchas personas han hecho contribuciones a esta revisión. Agradecemos sus aportes. Primero, deseamos agradecer al miembro de los miembros de nuestro laboratorio, y también deseamos agradecer a la Sociedad de Investigación de Radicales Libres de Japón por sus reflexivas sugerencias y contribuciones. Este trabajo fue apoyado por JSPS KAKENHI Grant Numbers JP 23592683, JP26462769.

Abreviaturas

ANUNCIO Enfermedad de Alzheimer
APP proteína precursora amiloide
ATP trifosfato de adenosina
BBB barrera hematoencefálica
CA1 Cornet d’Armon 1
CLP ligadura y punción cecal
CO monóxido de carbono
ICH hemorragia intracerebral
LRP proteína relacionada con el receptor de lipoproteína
MCAO oclusión de la arteria cerebral media
miR-200 microRNA-200
MMP metaloproteinasa de matriz
PD enfermedad de Parkinson
ROS especies de oxígeno reactivas
SAH hemorragia subaracnoidea
TBI lesión cerebral traumática

Conflicto de intereses

No se revelaron posibles conflictos de intereses.

Referencias

1. Huang WJ, Zhang X, Chen WW. Papel del estrés oxidativo en la enfermedad de Alzheimer. Biomed Rep.2016 ; 4 : 519-522. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
2. Dohi K, Ohtaki H, Nakamachi T, et al. Gp91phox (NOX2) en microglia activada clásicamente exacerba la lesión cerebral traumática. J Neuroinflamación. 2010; 7:41. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
3. Lewen A, Matz P, Chan PH. Vías de radicales libres en la lesión del SNC. J Neurotrauma. 2000; 17 : 871–890. PubMed ] Google Scholar ]
4. Gaetani P, Pasqualin A, Rodriguez y Baena R, Borasio E, Marzatico F. Estrés oxidativo en el cerebro humano después de una hemorragia subaracnoidea. J Neurosurg. 1998; 89 : 748-754. PubMed ] Google Scholar ]
5. Erickson MA, Dohi K, Banks WA. Neuroinflamación: una vía común en las enfermedades del SNC mediada en la barrera hematoencefálica. Neuroinmunomodulación. 2012; 19 : 121-130.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
6. Dohi K, Miyamoto K, Fukuda K, et al. Estado del estrés oxidativo sistémico durante la hipotermia terapéutica en pacientes con síndrome de paro cardíaco. Oxid Med Cell Longev. 2013; 2013 : 562429.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
7. Yoritaka A, Hattori N, Uchida K, Tanaka M, Stadtman ER, Mizuno Y. Detección inmunohistoquímica de aductos de proteínas 4-hidroxinenales en la enfermedad de Parkinson. Proc Natl Acad Sci US A. 1996; 93 : 2696–2701. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
8. Dohi K, Satoh K, Mihara Y, et al. Actividad de eliminación de radicales alcoxilo de edaravona en pacientes con lesión cerebral traumática. J Neurotrauma. 2006; 23 : 1591-1599. PubMed ] Google Scholar ]
9. Dohi K, Satoh K, Nakamachi T, et al. ¿La edaravona (MCI-186) actúa como antioxidante y neuroprotector en la lesión cerebral traumática experimental? Señal redox antioxidante. 2007; 9 : 281–287.PubMed ] Google Scholar ]
10. Kaneko T, Kasaoka S, Nakahara T, et al. Efectividad de la hipotermia terapéutica de temperatura objetivo más baja en pacientes con síndrome de paro cardíaco posterior con un intervalo de reanimación de ≤30 min. J Cuidados intensivos. 2015; 3:28. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
11. Silveira RC, Procianoy RS. Terapia de hipotermia para recién nacidos con encefalopatía isquémica hipóxica. J Pediatr (Rio J) 2015; 91 (6 Supl. 1) : S78 – S83. PubMed ] Google Scholar ]
12. Ohsawa I, Ishikawa M, Takahashi K, et al. El hidrógeno actúa como un antioxidante terapéutico al reducir selectivamente los radicales de oxígeno citotóxicos. Nat Med. 2007; 13 : 688-694. PubMed ] Google Scholar ]
13. Ohta S. Hidrógeno molecular como gas médico preventivo y terapéutico: iniciación, desarrollo y potencial de la medicina del hidrógeno. Pharmacol Ther. 2014; 144 : 1–11. PubMed ] Google Scholar ]
14. Terasaki Y, Ohsawa I, Terasaki M, et al. La terapia de hidrógeno atenúa el daño pulmonar inducido por la irradiación al reducir el estrés oxidativo. Am J Physiol Células Pulmonares Mol Physiol. 2011; 301 : L415 – L426. PubMed ] Google Scholar ]
15. Yang Y, Li B, Liu C, et al. La solución salina rica en hidrógeno protege a los inmunocitos de la apoptosis inducida por la radiación. Med Sci Monit. 2012; 18 : BR144 – BR148.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
16. Zeng K, Huang H, Jiang XQ, Chen XJ, Huang W. Efectos protectores del hidrógeno en la isquemia renal / lesión por reperfusión en ratas. Sichuan Da Xue Xue Bao Yi Xue Ban. 2014; 45 : 39-42. (en chino) [ PubMed ] Google Scholar ]
17. Ichihara M, Sobue S, Ito M, Ito M, Hirayama M, Ohno K. Efectos biológicos beneficiosos y los mecanismos subyacentes del hidrógeno molecular: revisión exhaustiva de 321 artículos originales. Med Gas Res. 2015; 5 : 12. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
18. Dohi K, Kraemer BC, Erickson MA, et al. El hidrógeno molecular en el agua potable protege contra los cambios neurodegenerativos inducidos por una lesión cerebral traumática. Más uno. 2014; 9 : e108034.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
19. Chen CH, Manaenko A, Zhan Y, et al. El gas hidrógeno redujo la transformación hemorrágica aguda con hiperglucemia aguda en un modelo de rata con isquemia focal. Neurociencia 2010; 169 : 402–414.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
20. Yang Y, Estrada EY, Thompson JF, Liu W, Rosenberg GA. La disrupción mediada por metaloproteinasa de matriz de las proteínas de unión apretada en los vasos cerebrales es revertida por el inhibidor de metaloproteinasa de matriz sintética en isquemia focal en ratas. J Cereb Flujo sanguíneo Metab. 2007; 27 : 697–709. PubMed ] Google Scholar ]
21. Ji Q, Hui K, Zhang L, Sun X, Li W, Duan M. El efecto de la solución salina rica en hidrógeno en el cerebro de las ratas con isquemia transitoria. J Surg Res. 2011; 168 : e95 – e101. PubMed ] Google Scholar ]
22. Domoki F, Oláh O, Zimmermann A, et al. El hidrógeno es neuroprotector y preserva la reactividad cerebrovascular en cerdos recién nacidos asfixiados. Pediatr Res. 2010; 68 : 387–392. PubMed ] Google Scholar ]
23. Nagatani K, Nawashiro H, Takeuchi S, et al. Seguridad de la administración intravenosa de líquido enriquecido en hidrógeno en pacientes con isquemia cerebral aguda: estudios clínicos iniciales. Med Gas Res. 2013; 3:13. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
24. Song G, Li M, Sang H, et al. El agua rica en hidrógeno disminuye los niveles séricos de colesterol LDL y mejora la función HDL en pacientes con posible síndrome metabólico. J Lipid Res. 2013; 54 : 1884-1893. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
25. Kajiyama S, Hasegawa G, Asano M, et al. La suplementación de agua rica en hidrógeno mejora el metabolismo de los lípidos y la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2 o intolerancia a la glucosa. Nutr Res. 2008; 28 : 137-143. PubMed ] Google Scholar ]
26. Nakao A, Toyoda Y, Sharma P, Evans M, Guthrie N. Eficacia del agua rica en hidrógeno en el estado antioxidante de sujetos con posible síndrome metabólico: un estudio piloto abierto. J Clin Biochem Nutr.2010; 46 : 140-149. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
27. Hashimoto M, Katakura M, Nabika T, et al. Efectos del agua rica en hidrógeno sobre las anomalías en una rata SHR.Cg-Leprcp / NDmcr: un modelo de rata con síndrome metabólico. Med Gas Res. 2011; 1 : 26. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
28. Manaenko A, Lekic T, Ma Q, Zhang JH, Tang J. La inhalación de hidrógeno mejoró la lesión cerebral mediada por mastocitos después de una hemorragia intracerebral en ratones. Crit Care Med. 2013; 41 : 1266-1275. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
29. Zhuang Z, Zhou ML, You WC, et al. La solución salina rica en hidrógeno alivia la lesión cerebral temprana al reducir el estrés oxidativo y el edema cerebral después de una hemorragia subaracnoidea experimental en conejos. BMC Neurosci. 2012; 13 : 47. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
30. Zhuang Z, Sun XJ, Zhang X, y col. La vía del factor nuclear κB / Bcl-XL está involucrada en el efecto protector de la solución salina rica en hidrógeno en el cerebro después de una hemorragia subaracnoidea experimental en conejos. J Neurosci Res. 2013; 91 : 1599–1608. PubMed ] Google Scholar ]
31. Hong Y, Shao A, Wang J, et al. Efecto neuroprotector de la solución salina rica en hidrógeno contra el daño neurológico y la apoptosis en la lesión cerebral temprana después de una hemorragia subaracnoidea: posible papel de la vía de señalización Akt / GSK3β. Más uno. 2014; 9 : e96212.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
32. Takeuchi S, Mori K, Arimoto H, et al. Efectos de la infusión intravenosa de líquido rico en hidrógeno combinado con la infusión intraesternal de sulfato de magnesio en la hemorragia subaracnoidea aneurismática grave: protocolo de estudio para un ensayo controlado aleatorio. BMC Neurol. 2014; 14 : 176. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
33. Ji X, Liu W, Xie K, et al. Efectos beneficiosos del gas de hidrógeno en un modelo de rata de lesión cerebral traumática a través de la reducción del estrés oxidativo. Brain Res. 2010; 1354 : 196–205. PubMed ] Google Scholar ]
34. Eckermann JM, Chen W, Jadhav V, et al. El hidrógeno es neuroprotector contra la lesión cerebral inducida quirúrgicamente. Med Gas Res. 2011; 1 : 7. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
35. Chen C, Chen Q, Mao Y, et al. La solución salina rica en hidrógeno protege contra las lesiones de la médula espinal en ratas. Neurochem Res. 2010; 35 : 1111–1118. PubMed ] Google Scholar ]
36. Huang Y, Xie K, Li J, et al. Efectos beneficiosos del gas hidrógeno contra la lesión de isquemia-reperfusión de la médula espinal en conejos. Brain Res. 2011; 1378 : 125-136. PubMed ] Google Scholar ]
37. Zhou L, Wang X, Xue W, et al. Efectos beneficiosos de la solución salina rica en hidrógeno contra la lesión por isquemia-reperfusión de la médula espinal en conejos. Brain Res. 2013; 1517 : 150-160. PubMed ] Google Scholar ]
38. Gofton TE, Young GB. Encefalopatía asociada a sepsis. Nat Rev Neurol. 2012; 8 : 557-566. PubMedGoogle Scholar ]
39. Liu L, Xie K, Chen H y col. La inhalación de gas hidrógeno atenúa la lesión cerebral en ratones con ligadura cecal y punción mediante la inhibición de la neuroinflamación, el estrés oxidativo y la apoptosis neuronal. Brain Res. 2014; 1589 : 78–92. PubMed ] Google Scholar ]
40. Nakano T, Kotani T, Mano Y, et al. Administración de hidrógeno molecular materno en la lesión cerebral fetal de ratón inducida por lipopolisacárido. J Clin Biochem Nutr. 2015; 57 : 178-182.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
41. Shen MH, Cai JM, Sun Q, et al. Efecto neuroprotector de la solución salina rica en hidrógeno en la intoxicación aguda por monóxido de carbono. CNS Neurosci Ther. 2013; 19 : 361–363.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
42. Sun Q, Cai J, Zhou J, et al. La solución salina rica en hidrógeno reduce las secuelas neurológicas retardadas en la toxicidad experimental del monóxido de carbono. Crit Care Med. 2011; 39 : 765–769. PubMed ] Google Scholar ]
43. Nagata K, Nakashima-Kamimura N, Mikami T, Ohsawa I, Ohta S. El consumo de hidrógeno molecular previene los impedimentos inducidos por el estrés en las tareas de aprendizaje dependientes del hipocampo durante la restricción física crónica en ratones. Neuropsicofarmacología. 2009; 34 : 501–508. PubMed ] Google Scholar ]
44. Wei R, Zhang R, Xie Y, Shen L, Chen F. El hidrógeno suprime la muerte celular inducida por hipoxia / reoxigenación en las neuronas del hipocampo mediante la reducción del estrés oxidativo. Cell Physiol Biochem. 2015; 36 : 585–598. PubMed ] Google Scholar ]
45. Schapira AH. Las mitocondrias en la etiología y la patogénesis de la enfermedad de Parkinson. Lancet Neurol. 2008; 7 : 97-109. PubMed ] Google Scholar ]
46. Ito M, Hirayama M, Yamai K, et al. Beber agua de hidrógeno y la exposición intermitente a gases de hidrógeno, pero no la exposición a lactulosa o gases de hidrógeno continuos, previenen la enfermedad de Parkinson inducida por 6-horoxidopamina en ratas. Med Gas Res. 2012; 2:15. Artículo gratuito de PMC ]PubMed ] Google Scholar ]
47. Fujita K, Seike T, Yutsudo N, et al. El hidrógeno en el agua potable reduce la pérdida neuronal dopaminérgica en el modelo de ratón de 1-metil-4-fenil-1,2,3,6-tetrahidropiridina de la enfermedad de Parkinson. Más uno. 2009; 4 : e7247. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
48. Fu Y, Ito M, Fujita Y, et al. El hidrógeno molecular protege contra la degeneración nigroestriatal inducida por 6-hidroxidopamina en un modelo de rata de la enfermedad de Parkinson. Neurosci Lett. 2009;453 : 81-85. PubMed ] Google Scholar ]
49. Yoritaka A, Takanashi M, Hirayama M, Nakahara T, Ohta S, Hattori N. Estudio piloto de la terapia H 2en la enfermedad de Parkinson: un ensayo aleatorizado doble ciego controlado con placebo. Mov Disord.2013; 28 : 836–839. PubMed ] Google Scholar ]
50. Yoritaka A, Abe T, Ohtsuka C, et al. Un ensayo aleatorizado, doble ciego, multicéntrico, de agua de hidrógeno para la enfermedad de Parkinson: protocolo y características basales. BMC Neurol. 2016; 16 : 66. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
51. Wang C, Li J, Liu Q, et al. La solución salina rica en hidrógeno reduce el estrés oxidativo y la inflamación al inhibir la activación de JNK y NF-κB en un modelo de rata de la enfermedad de Alzheimer inducida por beta amiloide. Neurosci Lett. 2011; 491 : 127-132. PubMed ] Google Scholar ]
52. Jucker M, Walker LC. Siembra de proteínas patógenas en la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurodegenerativos. Ann Neurol. 2011; 70 : 532–540. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
53. Li J, Wang C, Zhang JH, Cai JM, Cao YP, Sun XJ. La solución salina rica en hidrógeno mejora la función de memoria en un modelo de rata de la enfermedad de Alzheimer inducida por beta-amiloide mediante la reducción del estrés oxidativo. Brain Res. 2010; 1328 : 152-161. PubMed ] Google Scholar ]
54. Gu Y, Huang CS, Inoue T, et al. Beber agua con hidrógeno mejoró el deterioro cognitivo en ratones acelerados por la senescencia. J Clin Biochem Nutr. 2010; 46 : 269–276. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
55. Liu C, Kurokawa R, Fujino M, Hirano S, Sato B, Li XK. Estimación de la concentración de hidrógeno en el tejido de la rata usando un tubo hermético después de la administración de hidrógeno a través de varias rutas. Sci Rep. 2014; 4 : 5485. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]

Los artículos del Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition se proporcionan aquí por cortesía de The Society for Free Radical Research Japan

Agua rica en hidrógeno para mejorar el estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma en la vida diaria

Agua rica en hidrógeno para mejorar el estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma en la vida diaria.

Kei Mizuno , 1-, 5 Akihiro T. Sasaki , 1-, 3, 6 Kyoko Ebisu , 1, 3 Kanako Tajima , 2, 3 Osami Kajimoto , 1, 5Junzo Nojima , 7 Hirohiko Kuratsune , 8 Hiroshi Hori , 1-, 3 y Yasuyoshi Watanabe , MD, Ph.D. 1-, 4, 6, *

Resumen

La salud y una vida vibrante son buscadas por todos. Para mejorar la calidad de vida (QOL), mantener un estado saludable y prevenir diversas enfermedades, las evaluaciones de los efectos de los factores que potencialmente aumentan la QOL son importantes. El estrés oxidativo crónico y la inflamación causan deterioros en la función del sistema nervioso central, lo que lleva a una baja calidad de vida. En individuos sanos, el envejecimiento, el estrés laboral y la carga cognitiva durante varias horas también inducen aumentos en el estrés oxidativo, lo que sugiere que prevenir la acumulación de estrés oxidativo causado por el estrés diario y el trabajo diario contribuye a mantener la calidad de vida y a mejorar los efectos del envejecimiento. El hidrógeno tiene actividad antioxidante y puede prevenir la inflamación y, por lo tanto, puede contribuir a mejorar la calidad de vida. El presente estudio tuvo como objetivo investigar los efectos de beber agua rica en hidrógeno (HRW) en la calidad de vida de los voluntarios adultos mediante pruebas psicofisiológicas, incluidos cuestionarios y pruebas de la función nerviosa autónoma y la función cognitiva.En este estudio doble ciego, controlado con placebo con un diseño cruzado bidireccional, 26 voluntarios (13 mujeres, 13 hombres; edad media, 34,4 ± 9,9 años) fueron asignados al azar a un grupo de agua hidrógenada HRW oral administrado (600 ml / día) o agua placebo (PLW, 600 ml / día) durante 4 semanas. Las relaciones de cambio (postratamiento / pretratamiento) para la puntuación K6 y la actividad nerviosa simpática durante el estado de reposo fueron significativamente más bajas después de la administración de agua hidrógenada HRW que después de la administración de PLW. Estos resultados sugieren que agua hidrógenada  HRW puede reforzar la calidad de vida a través de efectos que aumentan las funciones del sistema nervioso central que involucran el estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma.

Introducción

La salud y una vida vibrante son muy anheladas por todos. Para mejorar la calidad de vida (QOL), mantener un estado saludable y prevenir la aparición de diversas enfermedades, es importante evaluar los efectos intervencionistas para mejorar la QOL. La alta tasa metabólica del cerebro da como resultado la generación de cantidades desproporcionadas de especies reactivas de oxígeno y nitrógeno, lo que lleva a un mayor estrés oxidativo. 1 El aumento del estrés oxidativo y la peroxidación lipídica inician una cascada de señales proinflamatorias que conducen a la inflamación. Se ha sugerido que la homeostasis alterada de la oxidación, la inflamación y la agregación de proteínas contribuyen a la muerte de las neuronas, lo que está directamente relacionado con el deterioro en varios dominios cognitivos. Como tal, el estrés oxidativo crónico y la inflamación pueden causar deterioros en la función del sistema nervioso central, lo que lleva a reducciones en la calidad de vida. El hidrógeno tiene actividad antioxidante y puede prevenir la inflamación. 2 , 3 , 4 La distribución de hidrógeno en todo el cerebro y el cuerpo indica acciones tanto en el sistema nervioso central como en el periférico. Estudios clínicos previos han demostrado que el agua rica en hidrógeno (HRW) reduce las concentraciones de marcadores de estrés oxidativo en pacientes con síndrome metabólico, 5 , 6 mejora el metabolismo de lípidos y glucosa en pacientes con diabetes tipo 2, 7mejora la disfunción mitocondrial en pacientes con miopatías mitocondriales y reduce los procesos inflamatorios en pacientes con polimiositis / dermatomiositis. 8 En otro estudio, la disminución de la función muscular inducida por el ejercicio entre los atletas de élite también mejoró al administrar agua hidrógenada HRW. 9Aunque tales hallazgos sugieren que agua hidrógenada HRW puede ayudar a aliviar los síntomas de varias enfermedades y aumentar el rendimiento físico de los atletas, los efectos de la ingestión prolongada de agua hidrógenada HRW en la calidad de vida de los individuos en la población general siguen siendo desconocidos.

Algunos informes han demostrado que el estrés oxidativo está asociado con la calidad de vida en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer cervical. 10 , 11 Durante el tratamiento oncológico entre pacientes con cáncer cervical, se encontró que la suplementación con antioxidantes es efectiva para mejorar la calidad de vida. 11 Además, Kang et al. 12 informaron que el tratamiento con agua hidrógenada  HRW para pacientes que reciben radioterapia para tumores hepáticos disminuyó el estrés oxidativo y mejoró la calidad de vida. Aunque la asociación entre el estrés oxidativo y la calidad de vida en individuos sanos todavía no está clara, el envejecimiento, el estrés laboral y la carga cognitiva en el transcurso de varias horas en individuos sanos también inducen aumentos en el estrés oxidativo 13 , 14 , 15 , 16. sugiriendo que la prevención de la acumulación de estrés oxidativo causado por el estrés diario y el trabajo diario puede contribuir al mantenimiento de la calidad de vida y la mejora de los efectos del envejecimiento. Por lo tanto, se puede esperar que la ingesta continua de agua hidrógenada  HRW reduzca la acumulación de estrés oxidativo, lo que ayuda a prevenir la disminución de la calidad de vida.

El objetivo del presente estudio fue investigar los efectos de beber 600 ml de agua hidrógenada  HRW por día durante 4 semanas en la calidad de vida de los voluntarios adultos que utilizan cuestionarios para dormir, fatiga, estado de ánimo, ansiedad y depresión, una prueba de función autónoma y un mayor prueba de función cognitiva

objetos y métodos

Asignaturas

Treinta y un voluntarios adultos entre 20 y 49 años participaron en este estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo con un diseño cruzado de dos vías. Criterios de exclusión comprendidos: antecedentes de enfermedad crónica; medicación crónica o uso de vitaminas suplementarias; empleo en turnos de trabajo; el embarazo; índice de masa corporal ≤ 17 o ≥ 29 kg / m 2 ; alergia a la comida; historia de fumar; o antecedentes de consumo excesivo de alcohol (≥ 60 g / día). Los trabajadores por turnos fueron excluidos porque el agua se administró en el desayuno y la cena, cuyos horarios son irregulares entre los trabajadores por turnos. Además, las condiciones mentales y físicas de los trabajadores por turnos pueden verse muy afectadas por el horario de turnos de los 2 días anteriores, lo que puede afectar los resultados obtenidos de los cuestionarios utilizados en este estudio. Antes de cada experimento, se les pidió a los participantes que se abstuvieran de beber alcohol, ya que beber cantidades excesivas de alcohol conlleva riesgos significativos de fluctuaciones en la condición física. Todos los experimentos se llevaron a cabo de conformidad con la legislación nacional y el Código de Principios Éticos para la Investigación Médica que involucra a sujetos humanos de la Asociación Médica Mundial (la Declaración de Helsinki ) y se registraron en el Registro de Ensayos Clínicos de la UMIN (No. UMIN000022382). El protocolo de estudio fue aprobado por el Comité de Ética del Centro de Innovación en Ciencias de la Salud de la Universidad de Osaka City (OCU-CHSI-IRB No. 4), y todos los participantes dieron su consentimiento informado por escrito para participar en el estudio.

Diseño del estudio

Utilizamos un estudio doble ciego, controlado con placebo con un diseño cruzado de dos vías, como se resume en la Figura 1 . Después de la admisión al estudio, los participantes fueron asignados al azar a doble ciego para recibir agua hidrógenada HRW en una bolsa de aluminio (0.8-1.2 ppm de hidrógeno, 300 ml / bolsa; Melodian Corporation, Yao, Japón) o agua placebo (PLW), lo que representa agua mineral de la misma fuente ( es decir , los mismos componentes sin hidrógeno) en una bolsa de aluminio (0 ppm de hidrógeno, 300 ml / bolsa; Melodian Corporation) dos veces al día durante 4 semanas. Quince participantes recibieron PLWfirst, y luego agua hidrógenada HRW. A los 16 participantes restantes se les administró agua hidrógenada HRW primero y luego PLW. Los participantes consumieron agua en 5 minutos dos veces al día, en el desayuno y la cena en su hogar, y confirmaron la ingesta de agua en el desayuno y la cena en un diario durante 4 semanas. Evaluamos la tasa de ingesta de agua comprobando el diario diario cada 4 semanas, en el  y  día experimental. Ningún participante informó ninguna diferencia de sabor entre agua hidrógenada HRW y PLW. Estudios anteriores han reportado efectos intervencionistas de la administración de agua hidrógenada HRW a humanos a concentraciones de hidrógeno inferiores a 1.3 ppm. 5 , 12 Por lo tanto, utilizamos una concentración similar de 0,8-1,2 ppm en el presente estudio. Se proporcionaron volúmenes absolutos (600 ml) de agua hidrógenada HRW y PLW a los participantes en lugar de un volumen proporcional a la masa corporal, según los resultados informados previamente. 5 , 6 , 7 , 12 La duración de la suplementación se estableció en base a hallazgos previos con la administración de agua hidrógenada HRW durante 2 a 8 semanas. 5 , 12 , 17 Se proporcionó un período de lavado de 4 semanas entre las administraciones de agua hidrógenada HRW y PLW en base a un estudio previo. 8 El día antes de comenzar cada experimento, se les dijo a los participantes que terminaran la cena antes de las 21:00, y se les pidió que ayunaran durante la noche para evitar cualquier influencia de la dieta en las concentraciones de los parámetros medidos (marcadores de inflamación y estrés oxidativo) en las muestras de sangre. A las 09:00 del día siguiente, los participantes completaron los cuestionarios después de confirmar que se habían abstenido de beber alcohol, habían terminado la cena a las 21:00 y habían ayunado durante la noche. La función nerviosa autónoma se midió a las 09:30. La prueba de función cognitiva se realizó a las 09:45. Se recogieron muestras de sangre a las 10:00. Estas mediciones se realizaron un total de cuatro veces para cada participante, antes (pre) y después (post) de cada uno de los dos períodos de administración de 4 semanas. A partir de las 24 horas (el día anterior al día de la visita) antes de cada visita para las mediciones, se les dijo a los participantes que se abstuvieran de beber alcohol o realizar actividad física extenuante y que siguieran sus dietas normales, hábitos de bebida y horas de sueño. Durante los períodos de administración de PLW o agua hidrógenada HRW de 4 semanas, se midió la actividad diaria durante el día (cantidad de esfuerzo físico) de los participantes utilizando un podómetro y los participantes mantuvieron un diario para registrar el volumen de bebida y los tiempos de ingesta de PLW o agua hidrógenada HRW, condición física ( p . Ej . , dolor, lasitud y quejas indefinidas), horas de sueño, etc.

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es MGR-7-247-g001.jpg

Curso temporal de los experimentos.

Nota: Los participantes fueron divididos aleatoriamente en dos grupos de estudio. El experimento consistió en 4 semanas de administración de agua rica en hidrógeno (HRW) o administración de agua placebo (PLW), un período de lavado de 4 semanas y luego otras 4 semanas de administración de PLW o administración de agua hidrógenada HRW.Antes (antes) y después (después) de cada período de administración de agua hidrógenada HRW o PLW, se obtuvieron mediciones subjetivas y objetivas de la calidad de vida, como resultados de sueño, estado de ánimo, ansiedad, sentimientos de depresión, función nerviosa autónoma y función cognitiva.

Cuestionario

La gravedad de la fatiga se midió utilizando la Escala de fatiga de Chalder (CFS) 18 y una versión modificada de la Escala de fatiga del Hospital Universitario de la Ciudad de Osaka. 19 El estado de ánimo y la ansiedad se evaluaron utilizando la escala K6. 20 Los síntomas de depresión se midieron utilizando la escala de depresión del Centro de Estudios Epidemiológicos. 21 Las puntuaciones de somnolencia general y somnolencia diurna se calcularon utilizando el Índice de calidad del sueño de Pittsburgh (PSQI) 22 y la Escala de somnolencia de Epworth, 23 respectivamente. La fiabilidad y validez de las versiones japonesas de estos cuestionarios han sido confirmadas. 19 , 24 , 25 , 26 , 27 , 28

Prueba de función autónoma

Los participantes se sometieron a electrocardiografía y fotofismografía simultáneas utilizando un sistema Vital Monitor 302 (Fatigue Science Laboratory, Osaka, Japón) mientras permanecían sentados en silencio con los ojos cerrados durante 3 minutos. Estos datos fueron analizados utilizando el software MemCalc (GMS, Tokio, Japón). Los análisis de frecuencia para la variación del intervalo RR de la electrocardiografía y una variación del intervalo como la segunda derivada de la fotopletismografía (pletismografía acelerada) se realizaron utilizando el método de entropía máxima, que es capaz de estimar la densidad del espectro de potencia a partir de datos de series de tiempo cortas, y es adecuado para examinar cambios en la variabilidad de la frecuencia cardíaca en diferentes condiciones de corta duración.29 , 30 La resolución del espectro de potencia fue de 600 Hz. Para los análisis de frecuencia, la potencia del componente de baja frecuencia (LF) se calculó como la potencia dentro de un rango de frecuencia de 0.04–0.15 Hz, y la potencia del componente de alta frecuencia (HF) se calculó como la que está dentro de un rango de frecuencia de 0.15–0.4 Hz. La IC está mediada vagalmente 31 , 32 , 33 , mientras que la LF se origina a partir de una variedad de mecanismos simpáticos y vagales. 30 , 34 Algunos artículos de revisión 35 , 36 , 37 mencionaron que la LF refleja la actividad del nervio simpático y se usa como marcador de la actividad del nervio simpático en los artículos originales. Antes de que se realizara la prueba de la función nerviosa autónoma durante 3 minutos, se realizó una prueba práctica durante un período de 1 minuto, de acuerdo con estudios previos. 38 , 39 , 40 La fiabilidad de estas pruebas ha sido confirmada. 41 , 42

Prueba de función cognitiva

Dado que estudios previos han revelado que una tarea de atención cambiante es útil para evaluar el rendimiento reducido en condiciones de fatiga, 43 , 44 , 45 usamos la tarea E de la prueba avanzada de creación de senderos modificada (mATMT) como una tarea de atención cambiante para evaluar la función ejecutiva. 46 , 47 Los círculos con números (del 1 al 13) o kana (fonogramas japoneses, 12 letras diferentes) se mostraban en ubicaciones aleatorias en una pantalla, y los participantes debían usar un mouse de computadora para tocar alternativamente los números y kana; Por lo tanto, esta tarea requería cambiar la atención. Cuando los participantes tocaban un círculo objetivo, permanecía en la misma posición, pero su color cambiaba de negro a amarillo. Los participantes recibieron instrucciones de realizar la tarea de la manera más rápida y correcta posible, y la realizaron continuamente durante 5 minutos. Evaluamos tres índices de rendimiento de la tarea: el recuento total de respuestas correctas (número de letras y números tocados correctamente); el recuento total de errores (número de números y letras tocados incorrectamente);y la respuesta motivacional (tiempo de reacción de una prueba terminada a la siguiente prueba). Según nuestro estudio anterior, 47 antes de que los participantes realizaran la tarea E del mATMT en cada día experimental, practicaron durante un período de 1 minuto. La fiabilidad de esta prueba ha sido confirmada.43 , 44

Análisis de muestras de sangre.

Se recogieron muestras de sangre de la vena braquial. La cantidad de sangre muestreada fue de 13 ml por día experimental. Por lo tanto, recolectamos muestras de sangre en cuatro ocasiones (una vez por día experimental) en el estudio. Las muestras de sangre para análisis de suero se centrifugaron a 1.470 × gdurante 5 minutos a 4 ° C. La concentración de proteína C reactiva de alta sensibilidad (hs-CRP) en cada muestra de suero se evaluó mediante inmunonefelometría mejorada con partículas usando un analizador BNII (BN II ProSpec; Siemens, Munich, Alemania). La actividad oxidativa en cada muestra de suero se evaluó con la prueba de compuestos derivados de metabolitos de oxígeno reactivos (d-ROM) (Diacron International, Grosseto, Italia), mientras que la actividad antioxidante se midió con la prueba de potencial biológico antioxidante (BAP) ( Diacron International) utilizando un analizador automático JCABM1650 (JEOL, Tokio, Japón). 48 Las concentraciones de ROM se expresan en unidades Carratelli (1 CARR U = 0.08 mg de peróxido de hidrógeno / dL). 49 El índice de estrés oxidativo (OSI) se calculó utilizando la siguiente fórmula: OSI = C × (d-ROM / BAP), donde C denota un coeficiente de estandarización para establecer la OSI media en individuos sanos en 1.0 (C = 8.85). 45 Todos los sobrenadantes se almacenaron a -80 ° C hasta su análisis. Los ensayos para hs-CRP se realizaron en LSI Medience Corporation (Tokio, Japón) y los de suero d-ROM y BAP se realizaron en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yamaguchi.

Actividad diaria durante el día y diario

La actividad diaria durante el día, que representa el gasto de calorías y la cantidad de actividad física (METs × tiempo) se registró utilizando un podómetro Active style Pro HJA-350IT (OMRON, Kyoto, Japón). Se mantuvo un diario durante 4 semanas e incluyó información sobre la fatiga (basada en una escala analógica visual desde 0, que representa “sin fatiga”, hasta 100, que representa “agotamiento total”) justo después de despertarse y antes de acostarse, a la hora de dormir, condición física (1, buena; 2, normal; o 3, mala) y eventos especiales (si el día fue diferente de un día normal: 1, no; o 2, sí). Verificamos cuidadosamente el diario cada cuatro semanas, en el  ,  y  día experimental.

Análisis estadístico

Primero, probamos la normalidad (distribuciones paramétricas o no paramétricas) de cada parámetro medido utilizando la prueba de Kolmogorov-Smirnov. Los valores se presentan como la media ± desviación estándar o la mediana y el rango intercuartil en función de los resultados de la prueba de Kolmogorov-Smirnov. La prueba de rango con signo de Wilcoxon para parámetros no paramétricos y la prueba t pareada para las diferencias entre las administraciones agua hidrógenada HRW y PLW después de un análisis de varianza de medición repetida bidireccional para parámetros paramétricos. Si se observaron cambios significativos por las comparaciones dentro de cada condición (pre vs. Post-HRW; pre vs. Post-PLW) o entre los valores posteriores al tratamiento (post-HRW vs. Post-PLW), entonces comparamos las relaciones de cambio entre post-HRW / pre-HRW y post-PLW / pre-PLW utilizando la prueba de rango con signo de Wilcoxon o la prueba t pareada. Todos los valores de P fueron de dos colas, y aquellos menores de 0.05 fueron considerados estadísticamente significativos. Los análisis estadísticos se realizaron con el paquete estadístico IBM SPSS versión 20.0 (IBM, Armonk, NY, EE. UU.).

Resultados

Resultados generales

Durante el estudio, excluimos a cinco participantes de los análisis de datos debido a síntomas de fiebre del heno, uso prolongado de medicamentos debido a un resfriado, ingesta insuficiente de agua hidrógenada HRW o PLW (≥ 85%), o una frecuencia de eventos especiales ≤ 15% según lo registrado en el diario Por lo tanto, analizamos datos de un total de 26 participantes (13 mujeres, 13 hombres; edad media, 34,4 ± 9,9 años; índice de masa corporal promedio, 21,5 ± 2,6 kg / m 2 ). No se observaron efectos secundarios, de orden y de arrastre de las administraciones orales de agua hidrógenada HRW y PLW en ningún participante.

Resultados del cuestionario

Los resultados de los cuestionarios se resumen en la Tabla 1 . Ninguna puntuación del cuestionario al inicio del estudio (pre) mostró diferencias significativas entre los grupos de administración de agua hidrógenada  HRW y PLW. Con la administración de agua hidrógenada HRW, las puntuaciones para K6, CFS y PSQI disminuyeron significativamente después del período de administración de 4 semanas. Además, la relación de cambio (post / pre) para la puntuación K6 fue significativamente menor en el grupo de administración de agua hidrógenada HRW que en el grupo de administración de PLW ( Figura 2 ). No se observaron cambios significativos en ninguna otra puntuación del cuestionario (versión modificada de la Escala de fatiga del Hospital de la Universidad de la Ciudad de Osaka, la Escala de depresión del Centro de estudios epidemiológicos o la Escala de somnolencia de Epworth) después de la administración de agua hidrógenada HRW y no se observaron cambios significativos en ninguna de las puntuaciones después de la administración de PLW . Del mismo modo, estos puntajes no diferían significativamente entre agua hidrógenada  HRW y PLW después de la administración.

tabla 1

Cambios en los parámetros relacionados con la calidad de vida debido a la administración de agua rica en hidrógeno (HRW) o agua placebo (PLW)

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es MGR-7-247-g002.jpg

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es MGR-7-247-g003.jpg

Comparación de las relaciones de cambio (postratamiento / pretratamiento) para parámetros relacionados con la calidad de vida con la administración de agua rica en hidrógeno (HRW) o agua placebo (PLW) durante 4 semanas.

Nota: Cambie las relaciones para la puntuación K6 para el estado de ánimo (A) y la ansiedad y la potencia de componentes de baja frecuencia (LF) para la función nerviosa autónoma (B). P <0,05.

Resultados de la función autónoma.

Los resultados para la función nerviosa autónoma se resumen en la Tabla 1 . La relación LF, HF y LF / HF al inicio del estudio (pre) no difirió significativamente entre las administraciones agua hidrógenada  HRW y PLW, lo que indica una función nerviosa autónoma similar en los dos grupos antes de la ingesta de agua. Aunque la relación HF y LF / HF no se vio afectada significativamente por las administraciones de 4 semanas de agua hidrógenada HRW o PLW, LF después de la administración de agua hidrógenada HRW fue significativamente menor que la de la administración de PLW. La relación de cambio (post / pre) para LF también fue significativamente menor en el grupo de administración de agua hidrógenada HRW que en el grupo de administración de PLW ( Figura 2 ).

Resultados de la función cognitiva

Los resultados para la prueba de función cognitiva se muestran en la Tabla 1 . La respuesta motivacional y el recuento total de respuestas correctas y errores al inicio (pre) no difirieron significativamente entre las administraciones de agua hidrógenada HRW y PLW, lo que indica una función cognitiva similar entre los grupos antes de la ingesta de agua. La respuesta motivacional después de la administración de agua hidrógenada HRW fue significativamente más rápida que la anterior a la administración de HRW. La relación de cambio (post / pre) para la respuesta motivacional no fue significativamente diferente en el grupo de administración de agua hidrógenada HRW que en el grupo de administración de PLW. No se observaron diferencias significativas en la respuesta motivacional, recuentos totales de respuestas correctas o errores después de la administración de agua entre las condiciones administradas por agua hidrógenada HRW y PLW.

Resultados de muestras de sangre

No se observaron diferencias significativas en ningún parámetro sanguíneo (hs-CRP, d-ROM, BAP y OSI) antes de la administración de agua hidrógenada HRW o PLW ( Tabla 1 ), lo que indica la comparabilidad de los dos grupos antes de la ingesta de agua. Después de las administraciones de agua hidrógenada HRW y PLW, nuevamente no encontramos diferencias significativas en estos parámetros sanguíneos.

Actividad diaria diurna y resultados diarios diarios

El gasto diario de calorías y la cantidad de actividad física durante los períodos de administración de 4 semanas no difirieron significativamente entre las condiciones de administración de agua hidrógenada HRW y PLW ( Tabla 2 ). Del mismo modo, las puntuaciones de la escala analógica visual para la fatiga justo después de despertarse y antes de acostarse, los tiempos de sueño, la condición física y los recuentos de eventos especiales fueron comparables entre las condiciones de administración de agua hidrógenada HRW y PLW ( Tabla 2 ), lo que indica que los hábitos de vida se controlaron con éxito durante el período experimental. en los dos grupos

Tabla 2

Actividad diaria durante el día y datos registrados en el diario durante el período de administración de agua rica en hidrógeno (HRW) o agua placebo (PLW) (4 semanas)

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es MGR-7-247-g004.jpg

Discusión

Los hallazgos actuales sugieren que la administración de agua hidrógenada  HRW durante 4 semanas puede haber mejorado la calidad de vida de los voluntarios adultos en términos de un mejor estado de ánimo y ansiedad y una menor actividad del sistema nervioso simpático en reposo.

En términos de asociaciones entre el hidrógeno y el sistema nervioso central, un informe de Ohsawa et al. 4fue el primero en demostrar que el hidrógeno molecular actúa, al menos en parte, como un antioxidante, ya que se une a los iones hidroxilo producidos en las lesiones del sistema nervioso central. Estudios anteriores han propuesto que la administración de agua hidrógenada HRW tiene efectos neuroprotectores 50 y efectos antienvejecimiento sobre el daño oxidativo periodontal en ratas sanas y envejecidas. 51 En un modelo de rata de la enfermedad de Alzheimer, la solución salina rica en hidrógeno previno la neuroinflamación y el estrés oxidativo, y mejoró la función de la memoria. 52 En términos de la asociación entre HRW y QOL, solo un estudio informó que la administración de HRW durante 6 semanas mejoró los puntajes de QOL en pacientes tratados con radioterapia para tumores hepáticos. 12 Aunque no se han acumulado informes sobre los efectos de la administración de HRW en poblaciones sanas, el estrés laboral 14 , 15 y la fatiga aguda causada por la carga mental y física durante varias horas 16 , 53 han demostrado que aumentan el estrés oxidativo. En cuanto a la fatiga física, para aliviar la fatiga física aguda en voluntarios sanos sin incluir a los atletas, hemos demostrado previamente que el tratamiento con suplementos antioxidantes es efectivo. 54 , 55 , 56 El presente estudio proporcionó nuevos hallazgos de que agua hidrógenada HRW afecta no solo la condición física sino también las condiciones mentales como el estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma. Una de las ventajas de agua hidrógenada HRW es la capacidad de cruzar la barrera hematoencefálica, que ofrece un alto potencial para reducir el estrés oxidativo en el cerebro. Un estudio previo en ratas encontró que los niveles de malondialdehído, un marcador de estrés oxidativo, eran alrededor de 4.8 veces más altos en el cerebro que en la sangre (plasma). 57 Estos resultados sugieren que agua hidrógenada HRW puede ser eficaz para reducir el estrés oxidativo acumulado en el cerebro en la vida diaria, contribuyendo potencialmente al mantenimiento de la actividad del sistema nervioso central y evitando la disminución de la calidad de vida.

En el presente estudio, los niveles de ánimo y ansiedad mejoraron después de la administración de agua hidrógenada HRW.También se sabe que estas emociones negativas están involucradas en condiciones relacionadas con el estrés oxidativo; La fobia social, 58 , 59 depresión, 60 ansiedad, 61 , 62 y otros trastornos neuropsiquiátricos 63 se han asociado con un mayor estrés oxidativo. La neuroinflamación también está relacionada con la fatiga, el estado de ánimo, la ansiedad y el sueño. 64 , 65 , 66 , 67 En ratones mayores, la administración de agua hidrógenada HRW logró suprimir comportamientos similares a la depresión. 68 Estos hallazgos sugieren que la administración de agua hidrógenada HRW durante 4 semanas puede ser efectiva para controlar tales emociones negativas al reducir el estrés oxidativo y la inflamación del sistema nervioso central. La evidencia creciente sugiere que el estrés oxidativo y la inflamación en las neuronas están involucradas en las manifestaciones patológicas de muchos trastornos neurológicos y neuropsiquiátricos, por lo que la administración de agua hidrógenada HRW puede ayudar a aliviar los síntomas de estos trastornos. Un estudio anterior reveló que el estrés oxidativo del cerebro causa déficits cognitivos y motivacionales en un modelo de ratón de trastorno neuropsiquiátrico (esquizofrenia). 69 En el presente estudio, la respuesta motivacional de la prueba de función cognitiva mejoró por la ingesta prolongada de agua hidrógenada HRW, lo que sugiere que una reducción del estrés oxidativo en el cerebro por la ingesta de agua hidrógenada HRW puede aumentar el rendimiento motivacional de la tarea cognitiva.

Los estresores pueden mejorar la hiperactividad simpática, promover el estrés oxidativo y aumentar la producción de citocinas proinflamatorias. 70 , 71 , 72 La función nerviosa autónoma se asocia estrechamente con el estrés oxidativo y la inflamación. La atenuación de la actividad del sistema nervioso simpático durante el estado de reposo en voluntarios adultos, por lo tanto, puede ser el resultado de la disminución de la inflamación y el estrés oxidativo como efecto de la administración prolongada de agua hidrógenada HRW.Sin embargo, la falta de cambios en los marcadores de estrés oxidativo observados en el presente estudio después de la ingesta de agua hidrógenada HRW durante 4 semanas podría deberse a la baja gravedad del estrés oxidativo en los participantes. En realidad, las concentraciones séricas de d-ROM (307.1 ± 49.4 CARR U) y BAP (2.549 ± 194 µM) en el primer punto de medición en el presente estudio estuvieron dentro de los rangos normales basados ​​en los resultados de los d-ROM séricos (286.9 ± 100.2 CARR U ) y las concentraciones de BAP (2.541 ± 122 µM) medidas en 312 participantes sanos en nuestro estudio anterior. 48 Sin embargo, los niveles de estrés oxidativo fluctúan dependiendo de la carga de trabajo diaria y el estrés. Además, el estudio de ratas de García-Niño et al. 57 que encontraron niveles de malondialdehído alrededor de 4.8 veces más altos en el cerebro que en el plasma indican que el estrés oxidativo en el cerebro es más severo.La administración diaria de HRW durante 4 semanas puede contribuir a la atenuación y prevención del estrés oxidativo acumulativo en el cerebro. El estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma podrían por lo tanto mejorar potencialmente. Aunque el rango de actividad del nervio simpático en el presente estudio se considera normal según nuestros estudios anteriores, 73 , 74 la actividad del nervio simpático también fluctúa dependiendo de la carga de trabajo diaria y el estrés. 35 Por lo tanto, una actividad nerviosa simpática más baja en estado de reposo puede contribuir a suprimir un aumento excesivo de la actividad nerviosa simpática después de la carga de trabajo diaria y el estrés.

Realizamos este estudio con un número limitado de participantes. Antes de que nuestros resultados puedan generalizarse, los estudios que involucran a un mayor número de participantes son esenciales.

Aunque examinamos principalmente los efectos de agua hidrógenada HRW en el sistema nervioso central, no evaluamos directamente la dinámica de la inflamación y la oxidación en el cerebro. Los estudios de neuroimagen con tomografía por emisión de positrones y resonancia magnética están en marcha en nuestro laboratorio para identificar los mecanismos subyacentes a los efectos de la ingesta de agua hidrógenada HRW en el sistema nervioso central que pueden mejorar la calidad de vida.

En conclusión, la administración de agua hidrógenada HRW durante 4 semanas en voluntarios adultos mejoró el estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma, lo que sugiere que la administración de HRW puede ofrecer un método eficaz para reforzar la calidad de vida y mantener una buena salud. En otro estudio, trataremos de identificar los efectos de la administración de agua hidrógenada HRW en participantes con estrés continuo o fatiga crónica.

Expresiones de gratitud

Nos gustaría agradecer a la Sra. Mika Furusawa por su excelente asistencia técnica y Forte Science Communications por su ayuda editorial con este manuscrito.

Notas al pie

Conflictos de interés

Este trabajo fue presentado en la Sociedad Japonesa de Ciencia de la Fatiga, ciudad de Yamaguchi, Japón, el 16 de mayo de 2016. Yasuyoshi Watanabe recibió fondos para el presente estudio de Melodian Corporation. Los otros autores no tienen conflictos de intereses que declarar.

Ética de la investigación

Todos los experimentos se llevaron a cabo de conformidad con la legislación nacional y el Código de Principios Éticos para la Investigación Médica que involucra a sujetos humanos de la Asociación Médica Mundial (la Declaración de Helsinki ) y se registraron en el Registro de Ensayos Clínicos de la UMIN (UMIN000022382). El protocolo de estudio fue aprobado por el Comité de Ética del Centro de la Universidad de Osaka para la Innovación en Ciencias de la Salud (OCU-CHSI-IRB No. 4).

Declaración de consentimiento del participante

Los autores certifican que han obtenido todos los formularios de consentimiento de los participantes apropiados.En el formulario, los participantes han dado su consentimiento para que sus imágenes y otra información clínica sean reportadas en la revista. Los participantes entienden que sus nombres e iniciales no se publicarán y se harán los esfuerzos necesarios para ocultar su identidad, pero no se puede garantizar el anonimato.

Declaración de intercambio de datos

Los conjuntos de datos analizados durante el estudio actual están disponibles del autor correspondiente a solicitud razonable.

Control de plagio

Comprobado dos veces por iThenticate.

Revisión por pares

Revisado por pares externamente.

Revisores pares abiertos

Lei Huang, Universidad de Loma Linda, Estados Unidos; Qin Hu, Universidad de Shanghai Jiao Tong, China.

referencias

1. Starke RM, Chalouhi N, Ali MS, et al. El papel del estrés oxidativo en la formación y ruptura de aneurismas cerebrales. Curr Neurovasc Res. 2013; 10 : 247–255. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
2. Buchholz BM, Kaczorowski DJ, Sugimoto R, et al. La inhalación de hidrógeno mejora el estrés oxidativo en el trasplante inducido por lesión del injerto intestinal. Am J Transplant. 2008; 8 : 2015-2024. PubMed ] Google Scholar ]
3. Huang CS, Kawamura T, Toyoda Y, Nakao A. Avances recientes en la investigación del hidrógeno como gas médico terapéutico. Res radicales libres. 2010; 44 : 971–982. PubMed ] Google Scholar ]
4. Ohsawa I, Ishikawa M, Takahashi K, et al. El hidrógeno actúa como un antioxidante terapéutico al reducir selectivamente los radicales de oxígeno citotóxicos. Nat Med. 2007; 13 : 688-694. PubMed ] Google Scholar ]
5. Nakao A, Toyoda Y, Sharma P, Evans M, Guthrie N. Eficacia del agua rica en hidrógeno en el estado antioxidante de sujetos con síndrome metabólico potencial: un estudio piloto abierto. J Clin Biochem Nutr.2010; 46 : 140-149. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
6. Song G, Li M, Sang H, et al. El agua rica en hidrógeno disminuye los niveles séricos de colesterol LDL y mejora la función HDL en pacientes con posible síndrome metabólico. J Lipid Res. 2013; 54 : 1884-1893. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
7. Kajiyama S, Hasegawa G, Asano M, y col. La suplementación de agua rica en hidrógeno mejora el metabolismo de los lípidos y la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2 o intolerancia a la glucosa. Nutr Res. 2008; 28 : 137-143. PubMed ] Google Scholar ]
8. Ito M, Ibi T, Sahashi K, Ichihara M, Ito M, Ohno K. Ensayo abierto y ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, cruzado, de agua enriquecida con hidrógeno para miopatías mitocondriales e inflamatorias. Med Gas Res. 2011; 1 : 24. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
9. Aoki K, Nakao A, T Adachi, Matsui Y, Miyakawa S. Estudio piloto: Efectos de beber agua rica en hidrógeno en la fatiga muscular causada por el ejercicio agudo en atletas de élite. Med Gas Res. 2012; 2 : 12. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
10. Ben Moussa S, Rouatbi S, Ben Saad H. Marcadores de incapacidad, discapacidad y estrés oxidativo de fumadores masculinos con y sin EPOC. Respir Care. 2016; 61 : 668–679. PubMed ] Google Scholar ]
11. Fuchs-Tarlovsky V, Rivera MA, Altamirano KA, Lopez-Alvarenga JC, Ceballos-Reyes GM. La suplementación con antioxidantes tiene un efecto positivo sobre el estrés oxidativo y la toxicidad hematológica durante el tratamiento oncológico en pacientes con cáncer cervical. Apoyo a la atención del cáncer. 2013; 21 : 1359-1363. PubMed ] Google Scholar ]
12. Kang KM, Kang YN, Choi IB, et al. Efectos de beber agua rica en hidrógeno en la calidad de vida de los pacientes tratados con radioterapia para tumores hepáticos. Med Gas Res. 2011; 1 : 11.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
13. Inal ME, Kanbak G, Sunal E. Actividades enzimáticas antioxidantes y niveles de malondialdehído relacionados con el envejecimiento. Clin Chim Acta. 2001; 305 : 75–80. PubMed ] Google Scholar ]
14. Casado Á, Castellanos A, López-Fernández ME, et al. Determinación del estrés oxidativo y laboral en trabajadores de cuidados paliativos. Clin Chem Lab Med. 2011; 49 : 471–477. PubMed ] Google Scholar ]
15. Ishihara I, Nakano M, Ikushima M, et al. Efecto de las condiciones de trabajo y los entornos laborales en la formación de 8-OH-dG en enfermeras y trabajadoras no enfermeras. J UOEH. 2008; 30 : 293–308. PubMed ] Google Scholar ]
16. Fukuda S, Nojima J, Motoki Y, et al. Un biomarcador potencial para la fatiga: estrés oxidativo y actividad antioxidante. Biol Psychol. 2016; 118 : 88-93. PubMed ] Google Scholar ]
17. Ostojic SM, Dr. Stojanovic. El agua rica en hidrógeno afectó la alcalinidad de la sangre en hombres físicamente activos. Res Sports Med. 2014; 22 : 49-60. PubMed ] Google Scholar ]
18. Chalder T, Berelowitz G, Pawlikowska T, y col. Desarrollo de una escala de fatiga. J Psychosom Res.1993; 37 : 147-153. PubMed ] Google Scholar ]
19. Fukuda S, Takashima S, Iwase M, Yamaguchi K, Kuratsune H, Watanabe Y. Desarrollo y validación de una nueva escala de fatiga para sujetos fatigados con y sin síndrome de fatiga crónica. En: Watanabe Y, Evengård B, Natelson BH, Jason LA, Kuratsune H, editores. Ciencia de la fatiga para la salud humana.Nueva York: Springer; 2008. pp. 89-102. Google Scholar ]
20. Kessler RC, Andrews G, Colpe LJ, y col. Escalas de cribado cortas para controlar las prevalencias y tendencias de la población en trastornos psicológicos inespecíficos. Psychol Med. 2002; 32 : 959–976. PubMed ] Google Scholar ]
21. Radloff LS. La escala CES-D: una escala de depresión autoinformada para la investigación en la población general. Appl Psychol Meas. 1977; 1 : 385–401. Google Scholar ]
22. Buysse DJ, Reynolds CF, tercero, Monk TH, Berman SR, Kupfer DJ. El Pittsburgh Sleep Quality Index: un nuevo instrumento para la práctica e investigación psiquiátrica. Res Psiquiatría. 1989; 28 : 193–213. PubMed ] Google Scholar ]
23. Johns MW. Un nuevo método para medir la somnolencia diurna: la escala de somnolencia de Epworth. Dormir. 1991; 14 : 540-545. PubMed ] Google Scholar ]
24. Doi Y, Minowa M, Uchiyama M, et al. Evaluación psicométrica de la calidad subjetiva del sueño utilizando la versión japonesa del Índice de calidad del sueño de Pittsburgh (PSQI-J) en sujetos psiquiátricos desordenados y de control. Res Psiquiatría. 2000; 97 : 165-172. PubMed ] Google Scholar ]
25. Furukawa TA, Kawakami N, Saitoh M, et al. El rendimiento de la versión japonesa del K6 y K10 en la World Mental Health Survey Japan. Int J Métodos Psychiatr Res. 2008; 17 : 152-158. PubMed ] Google Scholar ]
26. Takegami M, Suzukamo Y, Wakita T, et al. Desarrollo de una versión japonesa de la Escala de somnolencia de Epworth (JESS) basada en la teoría de respuesta al ítem. Sleep Med. 2009; 10 : 556-565. PubMed ] Google Scholar ]
27. Tanaka M, Fukuda S, Mizuno K, et al. Fiabilidad y validez de la versión japonesa de la Escala de fatiga Chalder entre los jóvenes en Japón. Psychol Rep. 2008; 103 : 682-690. PubMed ] Google Scholar ]
28. Shima S, Shikano T, Kitamura T. Nuevas escalas de autoevaluación para la depresión. Clin Psychiatry. 1985; 27 : 717–723. Google Scholar ]
29. Kanaya N, Hirata N, Kurosawa S, Nakayama M, Namiki A. Efectos diferenciales de propofol y sevoflurano sobre la variabilidad de la frecuencia cardíaca. Anestesiología 2003; 98 : 34–40. PubMed ] Google Scholar ]
30. Takusagawa M, Komori S, Umetani K, et al. Alteraciones de la actividad nerviosa autónoma en la recurrencia de la angina variante. Corazón. 1999; 82 : 75-81. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
31. Akselrod S, Gordon D, Ubel FA, Shannon DC, Berger AC, Cohen RJ. Análisis del espectro de potencia de la fluctuación de la frecuencia cardíaca: una sonda cuantitativa de control cardiovascular latido a latido. Ciencia. 1981; 213 : 220-222. PubMed ] Google Scholar ]
32. Pomeranz B, Macaulay RJ, Caudill MA, et al. Evaluación de la función autónoma en humanos mediante análisis espectral de frecuencia cardíaca. Soy J Physiol. 1985; 248 : H151–153. PubMed ] Google Scholar ]
33. Malliani A, Pagani M, Lombardi F, Cerutti S. Regulación neural cardiovascular explorada en el dominio de la frecuencia. Circulación. 1991; 84 : 482–492. PubMed ] Google Scholar ]
34. Appel ML, Berger RD, Saul JP, Smith JM, Cohen RJ. Variabilidad latido a latido en variables cardiovasculares: ¿ruido o música? J Am Coll Cardiol. 1989; 14 : 1139-1148. PubMed ] Google Scholar ]
35. Tanaka M, Tajima S, Mizuno K, et al. Estudios fronterizos sobre fatiga, disfunción nerviosa autónoma y trastorno del ritmo del sueño. J Physiol Sci. 2015; 65 : 483–498. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
36. Montano N, Porta A, Cogliati C, et al. La variabilidad de la frecuencia cardíaca explorada en el dominio de la frecuencia: una herramienta para investigar el vínculo entre el corazón y el comportamiento. Neurosci Biobehav Rev. 2009; 33 : 71-80. PubMed ] Google Scholar ]
37. Perini R, Veicsteinas A. Variabilidad de la frecuencia cardíaca y actividad autónoma en reposo y durante el ejercicio en diversas condiciones fisiológicas. Eur J Appl Physiol. 2003; 90 : 317–325. PubMed ] Google Scholar ]
38. Tajima K, Tanaka M, Mizuno K, Okada N, Rokushima K, Watanabe Y. Efectos del baño en microburbujas en la recuperación de la fatiga mental moderada. Ergonomía IJE y HF. 2008; 30 : 134-145.Google Scholar ]
39. Mizuno K, Tanaka M, Tajima K, Okada N, Rokushima K, Watanabe Y. Efectos del baño de corrientes leves en la recuperación de la fatiga mental. Med Sci Monit. 2010; 16 : Cr8-14. PubMed ] Google Scholar ]
40. Mizuno K, Tanaka M, Yamaguti K, Kajimoto O, Kuratsune H, Watanabe Y. Fatiga mental causada por una carga cognitiva prolongada asociada con hiperactividad simpática. Behav Brain Funct. 2011; 7 : 17.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
41. Variabilidad de la frecuencia cardíaca: estándares de medición, interpretación fisiológica y uso clínico. Grupo de trabajo de la Sociedad Europea de Cardiología y la Sociedad Norteamericana de Estimulación y Electrofisiología. Circulación. 1996; 93 : 1043-1065. PubMed ] Google Scholar ]
42. Kume S, Nishimura Y, Mizuno K, et al. La música mejora los sentimientos subjetivos que conducen a la modulación nerviosa autónoma cardíaca: un estudio piloto. Frente Neurosci. 2017; 11 : 108.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
43. Kajimoto O. Desarrollo de un método de evaluación de la fatiga y sus impactos económicos. En: Watanabe Y, Evengård B, Natelson BH, Jason LA, Kuratsune H, editores. Ciencia de la fatiga para la salud humana. Nueva York: Springer; 2008. págs. 33–46. Google Scholar ]
44. Mizuno K, Watanabe Y. Deterioro neurocognitivo en el síndrome de fatiga crónica infantil. Frente Physiol. 2013; 4 : 87. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
45. Mizuno K, Tanaka M, Fukuda S, Imai-Matsumura K, Watanabe Y. Relación entre las funciones cognitivas y la prevalencia de fatiga en estudiantes de primaria y secundaria. Brain Dev. 2011; 33 : 470–479. PubMed ] Google Scholar ]
46. Kawatani J, Mizuno K, Shiraishi S, et al. Disfunción cognitiva y fatiga mental en el síndrome de fatiga crónica infantil: un estudio de seguimiento de 6 meses. Brain Dev. 2011; 33 : 832–841. PubMed ] Google Scholar ]
47. Mizuno K, Tanaka M, Fukuda S, Sasabe T, Imai-Matsumura K, Watanabe Y. Cambios en las funciones cognitivas de los estudiantes en el período de transición de la escuela primaria a la secundaria. Brain Dev.2011; 33 : 412-420. PubMed ] Google Scholar ]
48. Trotti R, Carratelli M, Barbieri M. Rendimiento y aplicación clínica de un método nuevo y rápido para la detección de hidroperóxidos en suero. Panminerva Med. 2002; 44 : 37-40. PubMed ] Google Scholar ]
49. Nojima J, Motoki Y, Tsuneoka H, ​​et al. El ‘índice de estrés de oxidación’ como posible marcador clínico para la evaluación del linfoma no Hodgkin. Fr. J Haematol. 2011; 155 : 528-530. PubMed ] Google Scholar ]
50. Li J, Wang C, Zhang JH, Cai JM, Cao YP, Sun XJ. La solución salina rica en hidrógeno mejora la función de memoria en un modelo de rata de la enfermedad de Alzheimer inducida por beta-amiloide mediante la reducción del estrés oxidativo. Brain Res. 2010; 1328 : 152-161. PubMed ] Google Scholar ]
51. Matsumoto A, Yamafuji M, Tachibana T, Nakabeppu Y, Noda M, Nakaya H. El ‘agua de hidrógeno’ oral induce la secreción neuroprotectora de grelina en ratones. Sci Rep. 2013; 3 : 3273.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
52. Tomofuji T, Kawabata Y, Kasuyama K, et al. Efectos del agua rica en hidrógeno sobre el envejecimiento de los tejidos periodontales en ratas. Sci Rep. 2014; 4 : 5534. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
53. Watanabe Y, Kuratsune H, Kajimoto O. Desmond Índices bioquímicos de fatiga para estrategias y productos antifatiga. En: Matthews G, Desmond PA, Neubauer C, Hancoc PA, editores. El manual de fatiga del operador. CRC Press; 2012. págs. 209–224. Google Scholar ]
54. Ataka S, Tanaka M, Nozaki S, et al. Efectos de Applephenon y ácido ascórbico en la fatiga física. Nutrición. 2007; 23 : 419–423. PubMed ] Google Scholar ]
55. Mizuno K, Tanaka M, Nozaki S, et al. Efectos antifatiga de la coenzima Q10 durante la fatiga física. Nutrición. 2008; 24 : 293–299. PubMed ] Google Scholar ]
56. Mizuma H, Tanaka M, Nozaki S, et al. La administración oral diaria de crocetina atenúa la fatiga física en humanos. Nutr Res. 2009; 29 : 145-150. PubMed ] Google Scholar ]
57. García-Niño WR, Zatarain-Barrón ZL, Hernández-Pando R, Vega-Garcia CC, Tapia E, Pedraza-Chaverri J. Marcadores de estrés oxidativo y análisis histológico en diversos órganos de ratas tratadas con una dosis hepatotóxica de Cr (VI ): efecto de la curcumina. Biol Trace Elem Res. 2015; 167 : 130-145. PubMed ] Google Scholar ]
58. Atmaca M, Tezcan E, Kuloglu M, Ustundag B, Tunckol H. Enzima antioxidante y valores de malondialdehído en la fobia social antes y después del tratamiento con citalopram. Eur Arch Psychiatry Clin Neurosci. 2004; 254 : 231–235. PubMed ] Google Scholar ]
59. Atmaca M, Kuloglu M, Tezcan E, Ustundag B. Enzima antioxidante y niveles de malondialdehído en pacientes con fobia social. Res Psiquiatría. 2008; 159 : 95–100. PubMed ] Google Scholar ]
60. Maurya PK, Noto C, Rizzo LB, y col. El papel del estrés oxidativo y nitrosativo en el envejecimiento acelerado y el trastorno depresivo mayor. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2016; 65 : 134-144. PubMed ] Google Scholar ]
61. Arranz L, Guayerbas N, De la Fuente M. Deterioro de varias funciones inmunes en mujeres ansiosas. J Psychosom Res. 2007; 62 : 1–8. PubMed ] Google Scholar ]
62. Bouayed J, Rammal H, Younos C, Soulimani R. Correlación positiva entre el estado oxidativo de los granulocitos de sangre periférica y el nivel de ansiedad en ratones. Eur J Pharmacol. 2007; 564 : 146–149. PubMed ] Google Scholar ]
63. Pandya CD, Howell KR, Pillai A. Antioxidantes como posibles agentes terapéuticos para los trastornos neuropsiquiátricos. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2013; 46 : 214–223.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
64. Nakatomi Y, Mizuno K, Ishii A, et al. Neuroinflamación en pacientes con síndrome de fatiga crónica / encefalomielitis mialgica: un (1) (1) estudio de PET C- (R) -PK11195. J Nucl Med. 2014; 55 : 945–950. PubMed ] Google Scholar ]
65. Castanon N, Luheshi G, Laye S. Papel de la neuroinflamación en las alteraciones emocionales y cognitivas que muestran los modelos animales de obesidad. Frente Neurosci. 2015; 9 : 229.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
66. Salim S, Chugh G, Asghar M. Inflamación en la ansiedad. Adv Protein Chem Struct Biol. 2012; 88 : 1–25. PubMed ] Google Scholar ]
67. Liu L, Mills PJ, Rissling M, y col. La fatiga y la calidad del sueño están asociadas con cambios en los marcadores inflamatorios en pacientes con cáncer de mama que reciben quimioterapia. Brain Behav Immun. 2012; 26 : 706–713. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
68. Tian Y, Guo S, Zhang Y, Xu Y, Zhao P, Zhao X. Efectos de la solución salina rica en hidrógeno en la disfunción cognitiva postoperatoria inducida por hepatectomía en ratones viejos. Mol Neurobiol. 2017; 54 : 2579-2584. PubMed ] Google Scholar ]
69. Johnson AW, Jaaro-Peled H, Shahani N, et al. Déficit cognitivo y motivacional junto con estrés oxidativo prefrontal en un modelo de ratón para enfermedad neuropsiquiátrica. Proc Natl Acad Sci Estados Unidos. 2013; 110 : 12462–12467. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
70. Bierhaus A, Wolf J, Andrassy M, et al. Un mecanismo que convierte el estrés psicosocial en activación de células mononucleares. Proc Natl Acad Sci Estados Unidos. 2003; 100 : 1920-1925.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
71. Epel ES, Blackburn EH, Lin J, et al. Acelerado acortamiento de los telómeros en respuesta al estrés de la vida. Proc Natl Acad Sci Estados Unidos. 2004; 101 : 17312-17315. Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
72. Steptoe A, Hamer M, Chida Y. Los efectos del estrés psicológico agudo en los factores inflamatorios circulantes en humanos: una revisión y un metanálisis. Brain Behav Immun. 2007; 21 : 901–912. PubMedGoogle Scholar ]
73. Mizuno K, Tajima K, Watanabe Y, Kuratsune H. La fatiga se correlaciona con la disminución de la modulación del seno parasimpático inducida por un desafío cognitivo. Behav Brain Funct. 2014; 10 : 25.Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] Google Scholar ]
74. Yamaguti K, Tajima S, Kuratsune H. Disfunción autonómica en el síndrome de fatiga crónica. Adv Neuroinmune Biol. 2013; 4 : 281–289. Google Scholar ]

Los artículos de Medical Gas Research se proporcionan aquí por cortesía de Wolters Kluwer – Medknow Publications

Los efectos de la inhalación de gas hidrógeno en el remodelado ventricular izquierdo adverso después de la intervención coronaria percutánea para el infarto de miocardio con elevación del segmento ST: primer estudio piloto en humanos

Los efectos de la inhalación de gas hidrógeno en el remodelado ventricular izquierdo adverso después de la intervención coronaria percutánea para el infarto de miocardio con elevación del segmento ST: primer estudio piloto en humanos.

Katsumata Y 1, 2 , Sano F 3 , Abe T 3 , Tamura T 4, 2 , Fujisawa T 1 , Shiraishi Y 1 , Kohsaka S 1 , Ueda I 1 , Homma K 4, 2 , Suzuki M 4, 2 , Okuda S 5 , Maekawa Y 1 , Kobayashi E 6, 2 , Hori S 4 , Sasaki J 4 , Fukuda K 1 , Sano M 1, 2 .

1
Departamento de Cardiología, Keio University School of Medicine.
2
Centro de Medicina de Hidrógeno Molecular, Escuela de Medicina de la Universidad de Keio.
3
Centro de Investigación Clínica y Traslacional, Keio University Hospital.
4 4
Departamento de Medicina de Emergencia y Cuidados Críticos, Keio University School of Medicine.
5 5
Departamento de Radiología, Keio University School of Medicine.
6 6
Departamento de Fabricación de Órganos, Keio University School of Medicine.

Resumen

FONDO:

La inhalación de gas de hidrógeno (HI) redujo el tamaño del infarto y mitigó la remodelación del ventrículo izquierdo adverso (VI) en un modelo de rata de infarto agudo de miocardio (IAM). Diseñamos un estudio piloto clínico prospectivo, abierto, ciego para evaluadores en pacientes que experimentaron un IM elevado por ST (IAMCEST). Métodos y resultados: Los 20 pacientes con un diagnóstico inicial de IAMCEST fueron asignados a un grupo de HI (1.3% H 2 con 26% de oxígeno) o un grupo de control (26% de oxígeno). No hubo eventos adversos graves relacionados con el HI. En el conjunto de análisis completo, el índice de recuperación cardíaca evaluado utilizando imágenes de resonancia magnética cardíaca a los 7 días después de la intervención coronaria percutánea primaria (ICP), no mostró diferencias significativas entre los grupos (HI: 50.0 ± 24.3%; control: 60.1 ± 20.1% ; P = 0,43). Sin embargo, la mejora desde el día 7 en el grupo de HI fue numéricamente mayor que la del grupo de control en algunos de los resultados sustitutos a los 6 meses de seguimiento, incluido el índice de volumen sistólico del VI (HI: 9.2 ± 7.1 mL / m 2 ; control: -1.4 ± 7.2 mL / m 2 ; P = 0.03) y la fracción de eyección del VI (HI: 11.0% ± 9.3%; control: 1.7% ± 8.3%; P = 0.11).

CONCLUSIONES

El primer estudio clínico ha demostrado que la HI durante la ICP es factible y segura y también puede promover la remodelación inversa del VI a los 6 meses después de STEMI. El estudio no se realizó para evaluar la eficacia y se justifica un ensayo a gran escala adicional. (Registro de ensayos clínicos: UMIN00006825).

El tratamiento novedoso de hemodiálisis (HD) que emplea solución de diálisis enriquecida con hidrógeno molecular (H2) mejora el pronóstico de los pacientes con diálisis crónica: un estudio prospectivo de observación

Resumen

Estudios recientes han revelado características biológicas únicas del hidrógeno molecular (H 2 ) como agente antiinflamatorio. Desarrollamos un nuevo sistema de hemodiálisis (E-HD) que entrega una solución de diálisis enriquecida con H2 (30–80 ppb) mediante electrólisis del agua, y realizamos un estudio observacional prospectivo, no aleatorio, no ciego, que explora su impacto clínico. Los pacientes con HD crónica prevalente se asignaron al grupo E-HD (n = 161) o al grupo convencional HD (C-HD: n = 148), y recibieron los respectivos tratamientos de HD durante el estudio. El objetivo primario fue un compuesto de mortalidad por todas las causas y el desarrollo de eventos cardio-cerebrovasculares no letales (enfermedad cardíaca, apoplejía y amputación de piernas debido a enfermedad arterial periférica). Durante el período de observación promedio de 3.28 años, no hubo diferencias en los parámetros de diálisis entre los dos grupos;sin embargo, la hipertensión postdiálisis mejoró con reducciones significativas en los agentes antihipertensivos en los pacientes con E-HD. Hubo 91 eventos (50 en el grupo C-HD y 41 en el grupo E-HD). El análisis multivariado del modelo de riesgos proporcionales de Cox reveló que la E-HD era un factor significativo independiente para el criterio de valoración primario (cociente de riesgos 0,59; [intervalo de confianza del 95%: 0,38 a 0,92]) después de ajustar los factores de confusión (edad, antecedentes de enfermedad cardiovascular, suero albúmina y proteína C reactiva). La HD aplicando una solución HD disuelta con H2 podría mejorar el pronóstico de los pacientes con HD crónica.

Introducción

La combinación de mayor estrés oxidativo e inflamación en pacientes en tratamiento de hemodiálisis crónica (HD) juega un papel crucial en la aparición de eventos cardiovasculares excesivos y muerte 1 , 2 .Se supone que la bioincompatibilidad del procedimiento de HD está relacionada con esta patología. La HD puede exagerar la activación de los leucocitos y la lesión 3 – 5 , lo que aumenta el estrés oxidativo y la inflamación. Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que mejorar el estrés de los leucocitos durante la EH puede tener un efecto beneficioso en los resultados del paciente.

El hidrógeno molecular (H 2 ) es un gas inerte sin efectos secundarios conocidos. Estudios recientes han demostrado que el H2 actúa como un antioxidante y un agente antiinflamatorio, y mejora el daño celular y orgánico 6 , 7 . Por lo tanto, desarrollamos un novedoso sistema de alta definición que utiliza agua H 2altamente disuelta producida por la técnica de electrólisis del agua 8-10. Estudios piloto previos, incluido el nuestro, han informado que la supresión de interleucina-6, proteína C reactiva de alta sensibilidad (PCR), proteína quimioatrayente de monocitos proteína 1 (MCP-1) / quimiocina (motivo CC) ligando 2 (CCL2) y mieloperoxidasa (MPO), disminuye la lesión oxidativa de los linfocitos, mejora el estado redox de la albúmina sérica y mejora la hipertensión 8 – 14 . En referencia a estos hallazgos, realizamos un estudio observacional prospectivo no aleatorio, no cegado para comparar los resultados entre los pacientes que reciben hemodiálisis utilizando una solución de diálisis enriquecida con H2 (grupo E-HD) y los pacientes que reciben hemodiálisis convencional (C- Grupo HD).

Resultados

Registro de pacientes y características

Los pacientes fueron reclutados durante abril de 2011 y octubre de 2012. De los 327 pacientes con HD crónica prevalente que se registraron previamente, 18 fueron excluidos debido a la falta de datos y al retiro.Finalmente, 148 pacientes fueron asignados al grupo C-HD y 161 pacientes fueron asignados al grupo E-HD (Fig. 1 ). Las características de los pacientes en los dos grupos al inicio se muestran en la Tabla 1 .Todos los sujetos fueron tratados con el programa estándar de HD (tres sesiones / semana, 4–5 h / sesión), utilizando dializadores biocompatibles de alto rendimiento con flujo de sangre fijo (QB) (200 ml / min) y flujo de dializado (QD) (500 ml / min). Los pacientes que habían sido tratados con un dializador recubierto con vitamina E fueron excluidos de este estudio. Al inicio del estudio, no hubo diferencia estadística entre los grupos en la tasa de reducción de nitrógeno ureico en sangre (BUN) por HD (69.7 ± 6.9% en el grupo C-HD y 70.3 ± 8.4% en el grupo E-HD; p = 0.485) .

Un archivo externo que contiene una imagen, ilustración, etc. El nombre del objeto es 41598_2017_18537_Fig1_HTML.jpg

Diagrama de flujo desde la preinscripción hasta el final de la observación. Abreviaturas: C-HD, hemodiálisis convencional; E-HD, hemodiálisis electrolizada de agua; KH, Hospital Kashima; GJC, Clínica Gumyoji Jin;TJC, Clínica Tateishi Jin; NH, Hospital Noboribetsu; NMH, Nikko Memorial Hospital; HMC, Clínica Higashi Muroran; HHC, Clínica Higashi Horai.

tabla 1

Características del paciente

Característica C-HD E-HD Valor P
norte 148 161
Edad (y) 67,4 ± 11,8 64,0 ± 11,9 <0.05
Género masculino (%) 92 (62,2) 85 (52.8) NS
Diálisis vintage (meses) 60 (3, 263) 80 (2, 478) <0.01
Causa de insuficiencia renal (DM, (%)) 62 (41,9) 55 (34,2) NS
Pacientes con antecedentes de ECV (%)) 36 (24,3) 53 (32,9) NS
con múltiples CVD (%) 5 (3.4) 10 (6.2) NS
con enfermedad cardíaca (%) 25 (16,9) 31 (19,3) NS
con apoplejía (%) 11 (7.4) 29 (18,0) <0.01
con PAD (%) 5 (3,4%) 3 (1,9%) NS
Peso corporal (pre HD, kg) 59,3 ± 12,0 58,9 ± 11,2 NS
Peso corporal (post HD, kg) 57.0 ± 11.7 56,3 ± 10,9 NS
CTR (%) 48,7 ± 6,0 48,7 ± 5,5 NS
SBP prediálisis (mmHg) 154 ± 27 154 ± 25 NS
DBP prediálisis (mmHg) 79 ± 15 80 ± 16 NS
SBP post-diálisis (mmHg) 142 ± 24 135 ± 24 <0.05
PAD postdiálisis (mmHg) 75 ± 14 73 ± 14 NS
Pacientes con agentes antihipertensivos (%) 108 (73,0) 107 (66,5) NS
Pacientes con ESA (%) 124 (83,8) 140 (87,0) NS
Grado de fatiga 2.9 ± 1.0 2.9 ± 1.1 NS
Grado de intensidad del prurito 3,4 ± 0,9 3.2 ± 0.9 <0.05
Puriritis Frecuencia Grado 3.2 ± 1.0 3.0 ± 1.1 NS

C-HD, hemodiálisis convencional; E-HD, hemodiálisis de agua electrolizada.

ECV, enfermedad cardio-cerebrovascular; HD, hemodiálisis; PAD, enfermedad arterial periférica; PAS, presión arterial sistólica; PAD, presión arterial diastólica; ESA, agentes estimulantes de la eritropoyesis.

Cambios en los parámetros de laboratorio y subjetivos / objetivos durante el estudio.

Los parámetros de laboratorio relacionados con la EH en el momento de la primera sesión de EH de las semanas respectivas se muestran en la Tabla 2 . No se observaron diferencias entre los dos grupos durante el período de estudio. Con respecto a los síntomas subjetivos, hubo una diferencia significativa en el grado de prurito entre los dos grupos al inicio del estudio (con síntomas más graves en el grupo E-HD); sin embargo, no se encontraron diferencias durante el curso del estudio. Se notaron diferencias pequeñas pero significativas entre los dos grupos en el grado de fatiga (menos síntomas en el grupo E-HD) a las 48 semanas. No se observaron diferencias en las presiones sanguíneas (PA) previas a la diálisis en el transcurso del tiempo; sin embargo, las PA postdiálisis diferían entre los dos grupos. En el subanálisis de los niveles de PA sistólica (PAS) posdiálisis al inicio del estudio, hubo diferencias significativas en la PAS pospálisis (6 meses) y la dosis diaria definida 15 de medicación antihipertensiva (6, 12, 18 meses) en pacientes con PAS después de la diálisis ≥ 140 mmH al inicio del estudio, aunque no se encontraron diferencias estadísticas en esos parámetros en pacientes con PAS después de la diálisis <140 mmHg (Fig. 2).

Tabla 2

Parámetros relacionados con la diálisis y subjetivos / objetivos en los dos grupos.

Meses 0 m 6 m 12 m 18 m 24 m 30 m 36 m 42 m 48 m
Recuento de glóbulos blancos (/ µL) C-HD 5504 ± 1653 5597 ± 1840 5461 ± 1669 5321 ± 1778 5251 ± 1996 5404 ± 2093 5701 ± 2014 5543 ± 1840 5541 ± 1985
(norte) 148 136 128 126 117 109 104 84 80
E-HD 5852 ± 1803 5865 ± 2091 5734 ± 2083 5648 ± 1851 5779 ± 1823 5584 ± 1751 5620 ± 1684 5637 ± 1759 5642 ± 1793
(norte) 161 160 152 145 131 123 121 112 105
Hemoglobina (g / dL) C-HD 10,6 ± 1,1 10,6 ± 1,2 10,4 ± 1,3 10.7 ± 1.4 10,4 ± 1,3 10.5 ± 1.3 10,4 ± 1,3 10,6 ± 1,3 10.7 ± 1.3
(norte) 148 136 128 126 117 109 104 83 80
E-HD 11,1 ± 1,2 11.0 ± 1.0 10.7 ± 1.2 10,9 ± 1,2 10,4 ± 1,3 11,1 ± 1,1 10.8 ± 1.1 10,9 ± 1,1 11,1 ± 1,3
(norte) 161 159 152 145 131 123 121 112 105
BUN (mg / dL) C-HD 66,8 ± 15,1 63,7 ± 15,0 65,3 ± 13,9 56,1 ± 14,5 58.8 ± 14.3 56,3 ± 14,0 61,3 ± 13,1 57.0 ± 14.0 61,1 ± 13,7
(norte) 148 136 128 126 117 109 103 84 80
E-HD 69,0 ± 15,8 67,5 ± 16,5 65,2 ± 15,5 62,9 ± 15,8 64,3 ± 14,5 61,0 ± 13,2 62,5 ± 15,1 63.0 ± 14.8 61,4 ± 13,4
(norte) 161 160 152 145 131 123 121 112 105
creatinina (mg / dL) C-HD 10.8 ± 2.6 11,1 ± 2,5 10,9 ± 2,5 10.0 ± 2.3 10,3 ± 2,3 10,4 ± 2,5 10,9 ± 2,5 11.0 ± 2.4 10.8 ± 2.5
(norte) 148 136 128 126 117 110 104 84 80
E-HD 10,6 ± 3,0 10,4 ± 2,8 10,7 ± 2,8 10,3 ± 2,8 10,6 ± 2,6 10.7 ± 2.6 10,4 ± 2,3 10.8 ± 2.2 10,6 ± 2,4
(norte) 161 159 152 145 131 123 121 112 105
Ca (mg / dL) C-HD 8.8 ± 0.7 8.8 ± 0.8 8.8 ± 0.8 8.8 ± 0.6 8.8 ± 0.7 8.8 ± 0.7 8.8 ± 0.7 8,9 ± 0,8 8.6 ± 0.8
(norte) 148 136 128 126 117 110 104 84 79
E-HD 8.8 ± 0.7 8.8 ± 0.6 8.7 ± 0.7 8.8 ± 0.6 8.7 ± 0.7 8.8 ± 0.6 8.8 ± 0.7 8.8 ± 0.6 8.8 ± 0.6
(norte) 160 159 152 145 131 123 121 112 105
Pi (mg / dL) C-HD 5.5 ± 1.3 5.5 ± 1.4 5.6 ± 1.4 5.5 ± 1.3 5.6 ± 1.3 5.3 ± 1.3 5.7 ± 1.4 5.5 ± 1.6 5.8 ± 1.4
(norte) 148 136 128 126 117 109 104 84 80
E-HD 5.6 ± 1.4 5.6 ± 1.5 5.4 ± 1.3 5.4 ± 1.3 5.4 ± 1.4 5.4 ± 1.1 5.4 ± 1.1 5.3 ± 1.3 5.2 ± 1.1
(norte) 161 161 154 147 133 125 123 114 107
B2-microglobulina (mg / L) C-HD 27,7 ± 7,0 28,2 ± 6,6 27,5 ± 6,4 26,9 ± 5,8 26,6 ± 6,0 27,5 ± 5,3 29,9 ± 5,8 29,8 ± 5,7 29,1 ± 6,0
(norte) 148 131 126 126 116 108 102 80 78
E-HD 26,9 ± 6,5 27,0 ± 6,9 27,6 ± 6,5 26.0 ± 5.9 26,9 ± 6,3 27,3 ± 5,6 28,4 ± 5,6 28,2 ± 5,7 28,6 ± 5,3
(norte) 161 159 149 142 131 122 120 110 104
PCR (mg / dL) C-HD 0.32 ± 0.57 0.23 ± 0.34 0.41 ± 0.93 0.53 ± 2.24 0.26 ± 0.44 0.40 ± 0.95 0.45 ± 0.97 0.99 ± 5.12 0.82 ± 2.10
(norte) 148 133 128 126 115 109 101 81 78
E-HD 0.39 ± 0.73 0.45 ± 1.03 0.66 ± 1.52 0.56 ± 1.87 0.57 ± 1.17 0.38 ± 0.88 0.41 ± 0.71 0.35 ± 0.67 0.62 ± 1.91
(norte) 161 160 152 145 131 123 121 112 105
albúmina (g / dL) C-HD 3.5 ± 0.3 3.6 ± 0.3 3.6 ± 0.4 3.5 ± 0.3 3.5 ± 0.3 3.5 ± 0.4 3.5 ± 0.3 3.5 ± 0.3 3,4 ± 0,3
(norte) 148 136 126 124 116 109 103 83 79
E-HD 3.7 ± 0.3 3.6 ± 0.3 3.7 ± 0.4 3.5 ± 0.4 3.5 ± 0.3 3.6 ± 0.3 3.5 ± 0.3 3.6 ± 0.3 3.6 ± 0.3
(norte) 161 159 152 145 131 123 121 112 107
Peso seco (kg) C-HD 56,6 ± 11,8 57.0 ± 11.6 57.6 ± 12.3 57.0 ± 11.6 56,9 ± 11,4 56,8 ± 11,1 56,6 ± 11,5 56,4 ± 12,6 56,4 ± 12,3
147 140 133 129 129 119 114 106 87 82
E-HD 56,4 ± 10,9 56,5 ± 11,0 56,5 ± 11,4 56,3 ± 11,5 56,9 ± 11,8 56,4 ± 11,3 56,5 ± 11,3 56,5 ± 11,6 58,3 ± 12,2
(norte) 161 160 152 146 131 125 120 113 107
CTR (%) C-HD 48,7 ± 6,0 49,1 ± 4,2 49.0 ± 4.2 49.0 ± 4.4 49,9 ± 5,3 49,6 ± 5,2 49,7 ± 5,2 49,5 ± 5,8 49,1 ± 6,2
(norte) 148 134 131 115 117 112 104 84 79
E-HD 48,7 ± 5,5 49.0 ± 5.4 49,3 ± 5,6 49,4 ± 5,4 49,2 ± 5,3 49,3 ± 5,4 49,5 ± 5,6 48,7 ± 5,4 49,0 ± 5,1
(norte) 161 155 148 133 129 129 123 119 108 101
MBP prediálisis (mmHg) C-HD 104 ± 17 97 ± 16 104 ± 15 100 ± 14 100 ± 16 101 ± 17 104 ± 15 101 ± 18 101 ± 18
(norte) 148 137 121 112 101 88 78 66 62
E-HD 103 ± 22 94 ± 19 103 ± 18 102 ± 19 103 ± 19 105 ± 15 * 105 ± 15 104 ± 16 106 ± 18
(norte) 161 163 152 146 131 125 120 115 105
MBP post-diálisis (mmHg) C-HD 97 ± 13 93 ± 18 96 ± 13 96 ± 15 96 ± 13 98 ± 14 98 ± 12 100 ± 12 95 ± 12
(norte) 148 137 121 112 101 88 78 66 62
E-HD 93 ± 20 90 ± 18 94 ± 16 92 ± 16 * 92 ± 15 ** 95 ± 16 95 ± 14 * 96 ± 16 95 ± 13
(norte) 161 162 152 146 131 125 120 115 105
DDD C-HD 1.04 1.03 1.00 1.00 1,22 1,36 1,34 1.12 1.00
(0, 2.34) (0, 2.53) (0, 2.05) (0, 2.00) (0, 2.83) (0.18, 2.33) (0, 2.50) (0, 2.05) (0.02, 2.71)
(norte) 147 137 130 127 118 112 105 86 84
E-HD 0,57 0,57 * 0.5 ** 0,50 0,76 ** 0,81 * 1.07 0,86 0,62 *
(0, 2.14) (0, 1.53) (0, 1.21) (0, 1.34) (0, 1.50) (0.03, 1.62) (0.06, 1.90) (0, 1.87) (0, 1.62)
(norte) 159 159 151 145 130 124 120 115 104
Grado de fatiga C-HD 2.9 ± 1.0 2.8 ± 1.1 2.6 ± 1.1 3.0 ± 1.2 2.8 ± 1